Anuncios

Asesinos de adolescente siguen prófugos

Christopher Durán junto a una pariente no identificada.

Christopher Durán junto a una pariente no identificada.

La policía sigue sin aclarar el asesinato la mañana del viernes último de un adolescente de apenas 14 años, que ha consternado a la vecindad de Morisania, en el Bronx.

Entretanto, la familia de Christopher Durán  llora desconsolada la pérdida del menor, y se mantiene en oración junto a vecinos, que aún no comprenden la causa del asesinato.

El adolescente fue ultimado por dos desconocidos, según testigos, que le dispararon a eso de las 8:30 de la mañana frente al edificio donde residía, el número 1181 de la avenida Sheridan, alcanzándolo con tres certeros tiros, dos en el pecho y uno en la cabeza.

Se dijo que el menor esperaba junto a un primo un taxi que los llevaría a la escuela cuando se aproximaron los pistoleros. Su pariente, también adolescente, escapó con vida tras esconderse debajo de un vehículo estacionado en la citada vía, según la versión ofrecida por testigos a las autoridades.

Pocos minutos después llegaron varios patrulleros de la policía y personal paramédico, que declararon muerto al muchacho.

Un altar improvisado unas 24 horas después del homicidio por amigos y vecinos de la familia Durán, permanece en la acera del edificio donde cayó abatido el menor. Tras ser removido, el cuerpo sin vida dejó un extenso rastro de sangre que debió ser lavado por vecinos, la tarde del sábado.

Toda la cuadra se mantiene aún acordonada con cerca móviles de madera y vigilada por algunos agentes policiales.

Para este jueves está el velatorio del muchacho asesinado en una funeraria de Manhattan.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: