Arrestan a un padre que mató a su bebé porque lloraba

escena de crimenNUEVA YORK.-Un hombre de El Bronx le confesó a la Policía el pasado domingo que estranguló a su hijo de 2 meses porque el pequeño estaba llorando, y que luego, con la ayuda de su novia, enterró el cadáver en un bosque.

Un video de seguridad muestra cómo José Feliciano, el presunto asesino, cargaba al bebé en una bolsa hacia su automóvil, lo puso en el baúl, y luego arrancó.

El superintendente del edificio, Fito Zúñiga (46), dijo que cada vez que le preguntaba a Feliciano sobre el recién nacido, el sospechoso le decía: “Siempre está llorando, nunca puedo dormir”.

“El hombre es una basura. No traigas un niño al mundo si no lo vas a cuidar”, le dijo el superintendente al New York Post.

Feliciano (51), le informó a las autoridades que el 10 de diciembre se encontraba en su apartamento ubicado en Morris Park, con la madre del menor, Danielle Whyte (31), cuando escuchó a su hijo llorando alrededor de las 7 p.m.

Cuando el padre no pudo callar el llanto de su hijo, le puso una almohada en la cara. El pequeño continuó llorando y entonces Feliciano le puso las manos alrededor del cuello y lo ahorcó.

La madre escuchó la conmoción y corrió a la habitación del pequeño. Allí vio que a su hijo, Mason, le faltaba la respiración. El pequeño murió pocos minutos después.

El NYPD  informó que Feliciano amenazó a la madre con asesinarla también si llamaba a las autoridades.

El video de seguridad muestra cómo horas despúes, Feliciano salió en su carro con lo que, según los detectives, era el cuerpo del bebé en una bolsa.

Dos días después, Feliciano y Whyte viajaron al condado de Putnam, al norte de Nueva York, y alquilaron un cuarto en el motel Heidi’s Inn de Brewster. La pareja luego caminó hacia un bosque, en donde escavaron un hueco y enterraron al bebé.

A pesar de sus esfuerzos por esconder el crimen, el remordimiento de la madre los delató. El pasado jueves Whyte intentó quitarse la vida con unas pastillas. En ese momento fue trasladada al hospital New York Presbyterian, en donde le confesó a los médicos lo que ella y su pareja habían hecho.

Al día siguiente los médicos alertaron a la Policía, y los agentes hallaron a Mason enterrado en el bosque el pasado sábado a las 3 p.m.

Feliciano ahora se encuentra bajo custodia y enfrenta cargos de homicidio culposo y podría enfrentar hasta 11 años de prisión.

La madre, cuyo nombre fue revelado por el superintendente, se encuentra en el hospital bajo evaluación psiquiátrica (El Diariony)

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: