Anuncios

AP pide a Medina que destituya al embajador Francis Lorenzo

Francis Lorenzo y un invitado a la gala de SSN

Francis Lorenzo y un invitado a la gala de SSN

Nueva York/PP.- Contrario al proceder de Juan Bosch que siendo presidente de la República canceló y ordenó la detención y sometimiento a la justicia, por el simple rumor público de un acto de corrupción, de su amigo y jefe de su seguridad personal, Virgilio Gil, el actual presidente dominicano, Danilo Medina, nada o poco hace para combatir y sancionar viejos y nuevos casos de corrupción que envuelven a funcionarios de su administración. Asi lo manifesta Luis Mayobanex Rodríguez, Coordinador General de Alianza País.

Consternada aun la opinión pública nacional por el caso de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), cueva de chantaje, soborno y corrupción responsable del suicidio del arquitecto David Rodríguez García, ahora explota, cual granada fragmentaria, en la misma cara del Presidente el escándalo de corrupción de un grupo de diplomáticos de distintas nacionalidades, donde está incluido Francis Lorenzo, Embajador Alterno del gobierno dominicano en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Francis Lorenzo y Ban Ki-moon

Francis Lorenzo y Ban Ki-moon

El embajador Lorenzo después de arrestado y sometido formalmente ante la justicia de New York, todavía continúa exhibiendo su titulo de Embajador de la República ya que aún el Presidente Medina no ha ordenado su cancelación. Este, como otros hechos parecidos, pone en evidencia, en lo que a la lucha contra la corrupción se refiere, cuan distante está el presidente Medina de quien fuera su guía y líder, el Profesor Juan Bosch.

Si Danilo Medina fuera consecuente en el combate a la corrupción y la impunidad y obligara a sus funcionarios a respetar los cargos que ocupan en la administración pública, hace rato que hubiera destituido a su embajador alterno ante la ONU, señor Francis Lorenzo. Expone, el presente caso, la urgencia existente de producir una profilaxis en el cuerpo diplomático y consular dominicano, sacando a todos los funcionarios sin funciones que ahí pululan y designando funcionarios a partir del merito y la capacidad, no de la militancia política partidaria.

La destitución inmediata del embajador Lorenzo es lo que procede, como procede también que la respetable señora Cándida Montilla de Medina, esposa del presidente, haga devolución pública de la placa que recibió del embajador en nombre de la Fundación South South News, entidad que él preside.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: