Candidato Italia

Renzi renuncia al liderazgo de su partido tras la derrota en las elecciones de Italia


ROMA.- El ex Primer Ministro italiano y secretario general del oficialista Partido Demócrata (PD), Matteo Renzi, presentó hoy su dimisión a la dirigencia de la colectividad, luego de los malos resultados que la formación obtuvo en las elecciones generales del domingo.
“Es obvio que después de este resultado yo deje la dirección del partido”, dijo Renzi, quien afirmó que ya ha pedido al presidente del PD, Matteo Orfini, que se convoque un congreso del partido socialdemócrata para decidir quién será su próximo secretario general. Renzi señaló que ello ocurrirá al término de la formación del nuevo Parlamento y del Gobierno del país. Después, añadió, él ejercerá de senador.
Los comicios generales del domingo han dado como ganadora a la coalición de derechas formada por Forza Italia, la Liga Norte y Hermanos de Italia, con alrededor del 37% de los apoyos, y como fuerza más votada en solitario ha quedado el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que ha obtenido más de un 32%, a falta del escrutinio definitivo.
El PD se ha tenido que conformar con un 18,8 %, un resultado nefasto para la formación que ha obligado al ex Primer Ministro entre 2014 y 2016 a abandonar el liderazgo. “No pensaba que fuéramos a tener una derrota tan neta”, reconoció Renzi antes de admitir que es lógico que el PD “abra una nueva página”.
Renzi, que dimitió a presidir Italia en 2016, tras el fracaso en el referéndum sobre la reforma constitucional, ha despejado cualquier hipótesis de participación del PD en el próximo Ejecutivo y ha señalado que su grupo político rechaza los “extremismos”, en referencia al M5S y a la ultraderechista Liga Norte.
Señaló que el papel del PD ahora es estar en la oposición. “En campaña electoral hemos dicho ‘no’ a un Gobierno con los extremistas y no hemos cambiado de idea, no estábamos bromeando”, subrayó, antes de citar tres elementos que, en su opinión, separan claramente al PD del M5S y de la LN: su “antieuropeismo, la antipolítica y la utilización del odio verbal”.
En una autocrítica, reconoció que el partido ha cometido errores, como por ejemplo realizar una mala campaña electoral que no ha sabido transmitir ilusión y reconquistar a los votantes descontentos. Por ello, aprovechó la ocasión para apuntar al crecimiento económico que está experimentando el país en los últimos meses y recordar que el Producto Interior Bruto (PIB) en 2017 avanzó un 1,5%.
Renzi, que llegó en 2014 a la política italiana con la intención de sacar a la vieja guardia, dio un paso al costado después de experimentar una notoria caída de su popularidad entre el electorado italiano. Con un “resultado decepcionante”, según sus palabras, el PD realizará ahora “una reflexión” y iniciará un camino hacia la elección del nuevo secretario general.
Gobierno de derecha con Salvini primer ministro o alianza entre fuerzas antisistema: los posibles escenarios tras las elecciones en Italia
La nueva ley electoral con la que se votó este domingo en Italia, que combina el sistema proporcional con el mayoritario, dificulta las previsiones y por ahora no permite dar una idea precisa de la composición de las dos cámaras del Parlamento, que en Italia tienen el mismo poder.

De todas formas, según los analistas, en este momento hay dos escenarios más probables.

Primer escenario: un gobierno de centro-derecha con el líder de la Liga Norte Matteo Salvini como primer ministro.

Salvini avanzó durante la campaña electoral que, en caso de que la coalición ganara y su partido superara en votos al de Berlusconi, sería él el encargado de tratar de formar gobierno y ejercer como primer ministro.

El diputado y mano derecha del ex Cavaliere, Renato Brunetta, avanzó a la televisión privada SkyTg24 que, en caso de que se confirme el avance de la Liga frente a Forza Italia, el pacto se garantizará y podría ser primer ministro.

Sin embargo, la coalición podría no lograr los votos necesarios.

Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas (Reuters)

Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas (Reuters)

 

Segundo escenario: un gobierno del Movimiento Cinco Estrellas de Luigi Di Maio -que según las proyecciones obtuvo el 32,5%-  con el apoyo de la Liga o de otras fuerzas parlamentarias.

Esta hipótesis podría lograr los votos necesarios pero es menos probable. Además, tanto Salvini como Di Maio han rechazado tajantemente esa posibilidad.

Tercer escenario: una coalición de centro formada por el Partido Democrático -verdadero perdedor de estas elecciones-, Forza Italia y los partidos de centro. Pero es improbable que esta alianza tenga los votos suficientes.

A falta de una clara mayoría, el protagonista de las próximas semanas será el Presidente de la República Sergio Mattarella, el árbitro que gestionará la compleja fase post electoral y deberá elegir, después de haber consultados todos los partidos, la figura encargada de formar un gobierno.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: