Policía británica se retira frente a embajada de Ecuador

LONDRES (AP) — La policía británica retiró el lunes a los agentes que vigilaban las 24 horas del día el frente de la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugia Julian Assange, señalando que no era “proporcional” a una situación de impasse que lleva tres años sin solución a la vista.

La Policía Metropolitana dijo que seguirá haciendo todo lo posible para detener al fundador de WikiLeaks, que ha estado allí desde junio de 2012, mientras Suecia solicita su extradición para interrogarlo sobre presuntos delitos sexuales.

La fuerza dijo que al no haber “perspectivas inminentes de una solución diplomática o legal a este asunto”, la presencia policial las 24 horas ya “no es proporcional”.

Ecuador ha otorgado asilo político a Assange, quien podría ser arrestado si abandona la embajada.

Assange ingresó a la embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012 para evitar su inminente extradición a Suecia y desde entonces ha permanecido en una pequeña habitación de esa sede diplomática. Assange teme que Suecia lo entregue posteriormente a Estados Unidos por la publicación en WikiLeaks de cientos de miles de documentos secretos del gobierno estadounidense.

El jefe del servicio diplomático británico, Simon McDonald, convocó al embajador ecuatoriano a la Foreign Office el lunes para expresar su “profunda exasperación” por la falta de progresos hacia una solución del impasse.

La vigilancia era motivo de controversia, en parte porque es muy costosa. La Policía Metropolitana de Londres ha dicho que esa operación costó 11,1 millones de libras (17,6 millones de dólares) hasta abril de 2015.

En un comunicado, la Policía Metropolitana precisó que Assange sigue sujeto a ser arrestado por no responder a una acusación de violación en Suecia. Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres para evitar su extradición a ese país europeo.

“Si bien no hay tácticas que garanticen el éxito en el caso de que Julian Assange salga de la embajada, (la policía) desplegará una serie de tácticas abiertas y encubiertas para detenerlo”, dijo la policía en el texto.

El vocero de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, dijo que la eliminación de la guardia policial no modificaba la situación de Assange. Sostuvo que el gobierno británico “podría haber resuelto esta situación hace mucho tiempo al otorgar la garantía absoluta de que Julian no sería extraditado a Estados Unidos”.

Las autoridades suecas han conversado con Ecuador sobre la posibilidad de interrogar a Assange en Londres, pero sin resultados.

En Quito, el vicecanciller de Ecuador Xavier Lasso dijo el lunes a The Associated Press que “es un paso coherente. Es lo que les hemos venido pidiendo a los británicos ante la queja de que les cuesta mucho” mantener esa vigilancia.

“Desde el principio les dijimos que no hacía falta la vigilancia, porque estamos en capacidad… de cuidar a Julian Assange en nuestra embajada”, precisó.

Destacó que Ecuador ha logrado “avances sustanciales” para firmar un acuerdo con Suecia a fin de que ese país pueda tomar declaraciones judiciales a Assange en la embajada ecuatoriana en Londres.

Agregó que “tuvimos una primera reunión en Estocolmo y la próxima será en Quito, en octubre, ojalá que lo sea, pero los tiempos no solo los pone Ecuador”.

Suecia ha insistido en que Assange debe ser interrogado en persona en ese país, en torno a los presuntos delitos sexuales en contra de dos mujeres en 2010, lo que él ha negado.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: