Pasajeros narran desde sus lechos la tragedia


201506112023471

Tragedia

TEONILDA GÓMEZ

NAGUA, República Dominicana

A las cuatro de la tarde de este jueves, un viaje rutinario de Santo Domingo a las Terrenas se convirtió en un infierno, de cuerpos disparados por el aire y personas aterradas que veían morir a sus compañeros y creían que ese también sería su destino.

Sobrevivientes del accidente ocurrido en el kilómetro 30 de la Autovía de Samaná, narraron desde su lecho en el Centro Médico Costa Norte, de Nagua , que no percibieron ninguna señal de problemas hasta que el camión apareció de pronto y se estrelló contra el minibús que llevaba, incluso personas de pie. El accidente se produjo cerca de Monte Plata.

Fue el conductor de un carro quien  encontró a  los heridos, los auxilió y los llevaron a Nagua.  Según narran los que han podido hablar. Fue sorprendido de frente el minibús por el impacto del camión, provocando que volaran pasajeros por el aire y se apoderara el desconcierto de sus ocupantes.

Ocho estaban siendo atendidos a primeras horas de la noche en el centro médico, por un equipo conformado por los doctores Alfonzo De Aza, Mario Fernández,  Alejandro Rodríguez y la doctora Lázaro.

Entre los heridos se encuentran  Iván Rodríguez, residente en Higuey, quien sufrió  un trauma craneal encefálico,  y está en estado delicado.  Será trasladado al hospital Darío Contreras.  También, Dilenia Cleto, 27 años, quien permanecerá en Nagua. Esta  tiene golpes en diferentes partes del cuerpo,  pero se encuentra estable.  Fue Cueto quien contó que  pudo ver cuando el camión impactó de frente con el minibús que iba repleto de pasajeros, incluyendo  varios parados.  Aseguró, que el chofer conducía a velocidad normal  y que viajaban de Santo Domingo a Las Terrenas. Dijo que vio a  sus compañeros de viaje morir y que creyó que ese también sería su destino.

De su lado, Juan Brito, quien sufrió rotura en los dos brazos, dijo que nunca más quiere volver a vivir lo que vivió hoy, a las cuatro de las tarde, cuando pensó que iba a morir. Dice que cayó en unos matorrales y despertó en el centro médico. Con lágrimas en los ojos dijo: ¡ Ay, Dios! ¿Qué es lo que está pasando? Según el doctor Alfonzo De Aza, este paciente se encuentra estable.

A su vez, Andrés Camilo, residente en Las Terrenas, fue transferido al Darío Contreras. También está Katherine Díaz, quien será transferida a ese mismo centro de salud, debido a que sufrió golpes en el cuello y tiene que ser atendida por especialistas.

La gran mayoría de pasajeros del autobús son de Nagua pero trabajan y viven en las Terrenas.

Fuente: Listín Diario

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: