ONU pide investigación de bombardeo de hospital

New York/PP.-El Secretario General de la ONU condenó enérgicamente los ataques aéreos en Kunduz, Afganistán, que provocaron la muerte de varias personas en el único hospital de la localidad, administrado por la organización humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF).

En un comunicado, Ban Ki-moon recordó que los hospitales y el personal de salud son protegidos explícitamente por el derecho humanitario internacional y solicitó una investigación profunda e imparcial de los hechos.

El titular de la ONU encomió el valor y la dedicación del personal de Médicos Sin Fronteras y transmitió sus condolencias a los familiares de los fallecidos.

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, describió el ataque como algo trágico e inexcusable y subrayó que las fuerzas gubernamentales afganas y los actores internacionales tienen la obligación de respetar y proteger a los civiles.

El ataque, lanzado por la aviación estadounidense, según las autoridades afganas, causó la muerte de doce trabajadores de Médicos sin Fronteras que prestaban sus servicios en el hospital y de siete pacientes, además de causar 37 heridos de gravedad.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: