Corea Cumbre
Choe Son Hui, viceministra norcoreana de Exteriores, cuestionó si la cumbre, prevista para el 12 de junio en Singapur, valdría la pena si los comentarios de Pence reflejan la posición de Washington. AFP

Corea del Norte reconsidera no ir a la cumbre por palabras de Pence


COREA.-Corea del Norte renovó el jueves su amenaza de retirarse de la cumbre entre su líder, Kim Jong Un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prevista para el próximo mes, si Estados Unidos continúa con lo que llama “actos malvados”.

Pyongyang reaccionó así a los recientes comentarios del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en la cadena Fox News, cuando sugirió que Kim estaría cometiendo un “gran error” si juega con Estados Unidos antes de las conversaciones.

Pence advirtió que el Norte podría terminar como Libia si no avanza hacia la desnuclearización.

Esta sugerencia, que había sido planteada antes este mes por el asesor de Seguridad Nacional John Bolton provocando una airada respuesta del Norte, es especialmente incendiaria para Pyongyang.

El modelo libio se refiere a las negociaciones de 2004 que llevaron al envío de componentes nucleares desde la Libia de Moamar Gadafi a Estados Unidos. Pero en el imaginario norcoreano la parte más importante de la historia es lo que se produjo después: Gadafi fue derrocado tras 42 años en el poder y asesinado en 2011 — el año que Kim asumió el poder en el Norte— mientras el país se sumía en el caos.

Choe Son Hui, viceministra norcoreana de Exteriores, calificó de “ignorantes” y “estúpidas” las declaraciones de Pence, según reportó el jueves la agencia estatal de noticias. Esto demostró que no entiende la situación de la nación, añadió la funcionaria.

Además cuestionó si la cumbre, prevista para el 12 de junio en Singapur, valdría la pena si estos comentarios reflejan la posición de Washington.

“Nosotros ni rogaremos diálogo a Estados Unido ni nos molestaremos en convencerlos si no quieren sentarse con nosotros”, dijo la funcionaria según fue citada por KCNA. “Que Estados Unidos se vea con nosotros en una sala de reuniones o en un enfrentamiento nuclear depende totalmente de la decisión y el comportamiento de Estados Unidos”.

“A la vista de las declaraciones de políticos estadounidenses de alto nivel que no se han despertado todavía a esta cruda realidad y comparan a la RPDC con una Libia con un trágico destino, llegué a pensar que saben muy poco sobre nosotros”, explicó utilizando el acrónimo del nombre oficial del país, República Popular Democrática de Corea.

“Por emplear sus palabras, nosotros también podemos hacer que Estados Unidos pruebe una tragedia que ni ha vivido nunca ni ha imaginado hasta ahora”, apuntó.

Claridad

Lo que no está claro sin embargo es la seriedad con la que el Norte se plantea cancelar la cumbre.

Trump dijo el miércoles que Estados Unidos sabrá la próxima semana si se reunirá con Kim el 12 de junio en Singapur como estaba previsto.

“Podría ser el 12 de junio”, dijo Trump el miércoles. “Si vamos, será algo grandioso para Corea del Norte”.

Trump había dicho anteriormente que si la fecha del 12 de junio no funcionaba, la cumbre podría celebrarse más tarde.

Desnuclearización verificable

Corea del Norte insinuó anteriormente que puede suspender la cumbre debido a que Estados Unidos exige la renuncia unilateral de sus armas nucleares.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo a la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes el miércoles que tiene “mucha esperanza” de que haya conversaciones, pero dijo que si sucede “depende en último caso de Kim”.

Pompeo, que ya se ha reunido con Kim dos veces, dijo a los legisladores que la posición de Estados Unidos no ha cambiado y que no se flexibilizarán las sanciones contra Corea del Norte “hasta que veamos pasos creíbles hacia la desnuclearización completa y verificable de la Península de Corea”.

Dijo que EE.UU. no dudará en alejarse de las conversaciones si hay un mal acuerdo sobre la mesa.

“Ahora es el momento”

Pero el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo a los periodistas en el Departamento de Estado que Pekín cree que la cumbre debería llevarse a cabo según lo programado.

“Si quieres resolver el problema, ahora es el momento. Si quieres paz, ahora es el momento. Si quieres hacer historia, este es el momento”, dijo Wang.

Mientras tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el miércoles que una delegación de Corea del Norte viaje a Singapur para la cumbre.

Las sanciones contra Corea del Norte por su programa nuclear y las pruebas de misiles incluyen una prohibición de viajar a un gran número de altos funcionarios norcoreanos.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: