Torre E

Cierran la Torre Eiffel por huelga de trabajadores


PARÍS.-La Torre Eiffel, uno de los monumentos más visitados del mundo, cerró este miércoles sus puertas debido al conflicto laboral entre la administración y los trabajadores que gestionan las filas de acceso al icono parisino.

El cierre fue decidido tras la suspensión de negociaciones con los sindicatos, que amenazan con una huelga el jueves, informa Afp.

Según informaron a Efe portavoces de la sociedad de explotación de la Torre Eiffel (SETE), los ascensores que conducen a las dos plantas del monumento dejaron de funcionar a partir de las 16.00 hora local (14.00 GMT).

Estas mismas fuentes no estimaron cuándo volverán a entrar en funcionamiento.

Tampoco saben cuántos visitantes se quedaron sin poder entrar, aunque sí se sabe que, de media, suben a la simbólica torre unas 25.000 personas diarias durante el mes de agosto. Las personas que ya encontraban dentro pudieron continuar su visita, ya que el monumento no fue evacuado

El conflicto laboral entre la administración y los trabajadores, que se quejan de que el nuevo sistema de reservas agrava las esperas, se estaba gestando hace días.

Los sindicatos incluso presentaron esta semana un preaviso de huelga mientras negociaban una salida de última hora con la dirección, pero las conversaciones se “suspendieron momentáneamente”, según la SETE, y el paro se convocó de forma inesperada.

Desde principios de julio, el 50% de las entradas puestas a la venta cada día para subir a la torre que ofrece una vista panorámica de la capital francesa pueden ser compradas en internet, donde los turistas pueden reservar su horario de visita.

Antes de julio, sólo el 20% de las entradas podía ser adquirido en internet.

La administración del monumento también decidió reservar ascensores específicos para cada tipo de entrada, lo que según los empleados crea largas filas de espera, “a menudo totalmente desequilibradas”.

Durante las horas de menor actividad para las entradas prerreservadas, como por la tarde o por la noche, el ascensor reservado a estos boletos funciona medio vacío, mientras que las personas con entradas de taquilla deben esperar hasta tres horas para poder subir, afirman.

Durante las horas de alta demanda para las entradas prerreservadas, los turistas se ven a menudo obligados a esperar mucho más allá de la hora de su visita programada. “Más allá del desperdicio en términos de eficiencia y de visitantes descontentos (…) la paciencia de los empleados se ha agotado”, dijo Denis Vavassori, de la CGT.

Según él, el problema podría resolverse si los visitantes tuvieran acceso a todos los ascensores, sin importar el tipo de entrada.

La Torre Eiffel, que acogió a más de 6 millones de visitantes el año pasado, es uno de los lugares más visitados de París.

Ésta no es la primera vez que la llamada “Dama de Hierro” cierra sus puertas a los turistas. Estuvo cerrada durante varios días en abril por una huelga de personal.

El sitio web de la torre confirmó la huelga el miércoles por la tarde, sin aclarar su duración.

Desde el mes pasado, la Torre Eiffel permite que la mitad de las entradas se vendan con anticipación y con horario de entrada estricto. Anteriormente, solo se vendían con anticipación la quinta parte de las entradas.

Los sindicatos que representan a los casi 300 empleados de la torre dicen que los tenedores de los boletos de entrada tienen asignados ascensores distintos, lo cual ha generado tiempos de espera “monstruosos”.

La Torre Eiffel tuvo 6 millones de visitantes el año pasado. En los últimos años ha sufrido numerosas huelgas y problemas de seguridad.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: