Anuncios

Los números retan a Medina

El presidente Danilo Medina y candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha alcanzado unos niveles de popularidad espectaculares que rondan el 90% en aprobación a su gestión de gobierno y de alrededor 72% para que se reelija por un nuevo periodo. Ese fue precisamente el argumento con el que el Comité Político de su partido sustentó la decisión de someter un proyecto de reforma al artículo 124 de la Constitución para permitirle su repostulación.

Para Medina, esos números ahora son su mayor reto electoral porque no solo lo colocan como el favorito a siete meses de las elecciones del próximo año, sino que el porcentaje con que logre el triunfo impactaría políticamente sobre su figura.

“Si él no gana con un 60% de los votos emitidos en los colegios electorales el 15 de mayo podría entonces el país pensar que no valió la pena la modificación constitucional. Si el Presidente gana con un 50%, 51% o 52%, de alguna manera, eso será un revés político”, analizó el politólogo Freddy Ángel Castro.

Además de su alta popularidad, el gobernante cuenta con otras ventajas que pocos candidatos a la presidencia han tenido. Medina y el PLD encabezan una alianza de 15 partidos políticos, la más amplia en toda la historia democrática y además incluiría los dos partidos más grandes después del PLD, el Revolucionario Dominicano (PRD) y posiblemente el Reformista Social Cristiano (PRSC).

Medina no tendrá que enfrentar el bastión electoral que ha representado el partido blanco en el escenario político desde la caída de la tiranía de Rafael Leonidas Trujillo. El PLD también tiene el control de todos los poderes públicos y es el partido que goza de mayor aceptación en la población, según los estudios de opinión ronda el 55%.

“Ahora mismo el presidente Danilo Medina está casi obligado en términos políticos de alcanzar una alta votación porque se enfrentará a un novel político, Luis Abinader, es un novel político, es un debutante en términos políticos, y se enfrentará a un zorro político”, sostuvo el catedrático de ciencias políticas.

Lo que han dicho los números

Las encuestadoras Gallup, Asisa, Greemberg y Penn & Schoen han sido consistentes en los altos niveles de popularidad que tiene el gobernante. Gallup en una publicación del periódico Hoy del 28 de enero del 2013, cinco meses después de Medina asumir la Presidencia, publicó que ocho de cada diez dominicanos aprobaban su gestión. En febrero de ese mismo año, publicó otro estudio en el que cifró la popularidad del gobernante en 82 por ciento.

Esa misma firma publicó el 19 de septiembre de ese mismo año que el 48% de la población quería que Medina repitiera como candidato presidencial. El 28 de octubre del 2014, el periódico Diario Libre publicó los resultados de la encuestadora Greembarg, un estudio que cifró el apoyo a la repostulación del mandatario en un 65% y en agosto de ese mismo año, una investigación de la Gallup estableció que el 70% aprobó la reelección de Medina.

El 18 de febrero del 2015, Gallup publicó otro estudio en el que se establece que “dos de cada tres entrevistados quiere la reelección”. La encuestadora Asisa, publicó el 6 de febrero de este año que el 67% de la población favorece la reelección de Medina. La Penn & Schoen el 28 de mayo de este año, publicó un estudio en el que establece que Medina tenía una aprobación de 67% para repostularse.

El más popular de América Latina

La popularidad que le otorgan las encuestas a Medina no se ha quedado en el plano local, sino que por tercer año consecutivo ha salido como el presidente más popular de América Latina por encima de 18 mandatarios de la región. Medina aparece con un 89% en el ranking de mandatarios de la Consulta Mitofsky. Las tres consultas anteriores, que se publicaron en octubre de 2013 y abril y octubre de 2014, dan al gobernante un apoyo de 88% y 90%.
¿Superará las votaciones de Leonel?

Leonel Fernández, el PLD y otros seis partidos aliados ganaron las elecciones presidenciales del 2004 frente a Hipólito Mejía y el PRD con 57.11% de las votaciones. En las presidenciales del 2008, Fernández optó por la reelección y ganó con el 53.84% de los votos. En esa ocasión, el PLD logró una alianza de 11 partidos. Medina ganó por primera vez la presidencia en el 2012, con el 51.21% de los votos y 13 partidos aliados. En todas las contiendas que el PLD ha librado desde que llegó al poder se ha enfrentado al PRD, ahora en su versión PRM.

El factor económico, otra ventaja para Medina

En términos económicos, la alianza que encabeza el PLD resultaría poco competitiva frente al PRM y sus aliados. El PLD y sus aliados reciben más del 90% del financiamiento público que reciben los partidos políticos. En el 2012, el PLD, el PRD y el PRSC recibieron RD$374,189,333.33 cada uno para la campaña electoral. Para el actual proceso electoral recibirían una suma superior a ese monto debido a que el presupuesto del 2016 es más elevado que el del 2012 y la Ley 275-97 establece que deben recibir una suma igual al medio por ciento de los ingresos nacionales. La Alianza Social Dominicana (ASD) ahora (PRM que encabeza una alianza que incluye los Partidos Humanista Dominicano, Frente Amplio y Dominicanos por el Cambio, no alcanzan los RD$40 millones.-Yanessi Espinal/El Caribe

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: