Anuncios
Pedernales Queman Casa Haitiano 770x410

Incendian casuchas de haitianos

PEDERNALES, RD.- Decenas de familias haitianas fueron atacadas por encapuchados que incendiaron sus viviendas, lo que obligó a los extranjeros a refugiarse en cuevas junto a sus hijos.

Nicolás Corona, Ángel Arturo Ciprían, Juan Vicente Féliz, aseguran que los encapuchados, alegadamente dominicanos, se presentaron a las 2:00 de la tarde en cada una de las localidades y prendieron fuego sin mediar a las viviendas.

La acción se produjo tras el asesinato de los esposos Oneida Urbáez y Julio Reyes Matos Pérez, hecho por el que la población otorgó un plazo a los extranjeros haitianos para que abandonaran la población o sufrirían las consecuencias, lo que originó que la provincia fuera militarizada.

El incendio en contra de los indocumentados que residen en predios agrícolas de la zona rural, los obligó a ocupar cuevas para salvar sus vidas, acción que dueños de las viviendas atribuyen a dominicanos airados por el crimen de la pareja de esposos.

Se observó que de los escombros emanaba humo en un local que era utilizado como Iglesia en la comunidad de Mencía, y cuya vivienda era propiedad de Nicolás Corona.

Testigos dominicanos rechazaron la acción vandálica de los encapuchados y afirmaron que además de las viviendas ocupadas por decenas de familias haitianas, fueron incendiadas miles de libras de semillas de habichuelas, maíz, herramientas, dinero, ropas, así como otros enseres del hogar.

El ultimátum dado por los habitantes de Pedernales se originó porque las autoridades dominicanas no accionaban para apresar a los autores del doble crimen y evitar que quedara impune, ante la negatividad de las autoridades de Haití de entregar a uno de los sospechosos del crimen, que se acusa de ultimar a la pareja junto a otros dos hermanos.

Policía dice investiga

El comandante departamental de la Policía en Pedernales confirmó el hecho y dijo que se investiga a fin de dar con los autores del incendio de las viviendas, donde eran guardadas semillas de habichuelas, así como herramientas como sierras eléctricas, palas, camas, mochilas de fumigar, entre otros enseres.

“Sin saber de nada de ese hecho, estamos viviendo bajo una angustia”, expresan afectados, mientras algunos dominicanos no aceptan lo ocurrido anoche y lo calificaron como “un desorden mayúsculo”, y agregaron que “no entendemos la razón de que se quiera hacer pagar a quien no tiene deuda ni culpa”.

La historia de los extranjeros haitianos muestra cómo perdieron las semillas para sus siembras, herramientas, comida, ropa y todos los aguares junto a sus casas tras ser incendiadas.

Los haitianos, quienes tienen hijos que no conocen nada de la vecina nación, residen en plantaciones agrícolas de Mencía, Aguas Negras, Los Corrales, Ávila y otras localidades donde trabajan.

El haitiano Daniel Charles, afectado por la quema de su vivienda, dijo que tuvo que correr despavorido junto a sus siete hijos y esposa para salvar sus vidas, y se alojó en una cueva.

 

 

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: