Espectáculos Públicos suspende a “Cristian Casa Blanca” por 15 dias

Primera Plana.-La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (CNEPR) suspendió a Adrián Ronato Salcedo Rosario, conocido como “Cristian Casa Blanca” y “El conde Dervy”, en México, donde fue acusado por estafa. El sujeto profirió insultos al presentador Pablo Toribio. El diario digital 7dias.com, había publicado anteriormente que la suspensión sería de por vida, pero una nota y la resolución de la CNEPR, establece que es de solo 15 dias.

Nota enviada por la CNEPR

La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía inhabilitó de sus presentaciones de radio y television por período de 15 días al presentador de televisión Adrián Ronato Salcedo Rosario, también conocido como “Cristian Casa Blanca” y/o “El conde Dervy”.

Dicha suspensión hecha mediante resolución No.001/2016 al presentador por proferir en su programa que se emite por “telefuturo canal 23”, palabras obsenas, maldiciones reiteradas y epítetos racistas. Reservándose el derecho de iniciar el proceso judicial en su contra de acuerdo a la ley y el derecho, por el incumplimiento a dicha resolución.

Además realizó la advertencia Legal¨, a los propietarios, directores, conductores, encargados o afines, de los diferentes canales y programas televisivos, para que en lo sucesivo procedan a regularizar la transmisión de contenidos a través de la Televisión Dominicana.

El Reglamento 824 de ley 1951, para el funcionamiento de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, le da facultad a dicha Comisión de someter a la acción de la justicia a los que lo infrinjan o cualquier otra disposición legal confiada a su vigilancia, por tanto debe estar sujeta en todo momento a las normas que prescriben la ley de telecomunicaciones, los convenios internacionales y cualquier otra
disposición legal.

RESOLUCION No.001/2016

¨Se les hace Formal y Expresa Advertencia Legal¨, a los propietarios, directores, conductores, encargados o afines, de los diferentes canales y programas televisivos, para que en lo sucesivo procedan a regularizar la transmisión de contenidos a través de la Televisión Dominicana, por las razones expuestas en el cuerpo de la presente resolución.

La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos, en el ejercicio de las atribuciones que nos confiere La Constitución de la República, la Ley 1951, el Reglamento 824, el Decreto 4306 y demás disposiciones complementarias, asistido de la infrascrita Secretaria.

CONSIDERANDO: Que en la emisión retransmitida el día 4 de marzo de 2016 del programa “La mente maestra de Christian Casa Blanca”, que se transmite por Telefuturo, Canal 23, el señor Adrian Ronato Salcedo Rosario, también conocido como “Cristian Casablanca” y/o “El Conde Dervy”, presentador y productor de dicho programa, cuya emisión aparece en youtube y en notas de prensa, profirió palabras obscenas, maldiciones reiteradas y epítetos racistas, además de actitudes violentas y amenazantes, llegando al punto de sostener una silla en sus manos en señal de como atacaría físicamente a otra persona a la que se refería.

CONSIDERANDO: Que en efecto, en la fecha preindicado el señor Adrian Ronato Salcedo Rosario, refiriéndose a otra persona, entre otras expresiones y actitudes violentas, desconsideradas, irrespetuosas, discriminatorias, ofensivas y reiteradas: “Hijo de tu maldita…, maldito campesino, maldito animal, bestia, yegua, egoísta y envidioso. Me doy la maldita gana…azaroso, maldito negro, coño…”

CONSIDERANDO: Que en actitud violenta, el señor Adrian Ronato Salcedo Rosario, toma una silla y expresa: “Es con esta silla que te voy a dar”,

CONSIDERANDO: Que como Estado Social y Democrático de Derecho y fundamentado en el respeto de la dignidad humana y demás derechos fundamentales, la Republica Dominicana debe garantizar, a través de su ordenamiento jurídico, la protección efectiva de los derechos de las personas conforme a la Constitución de la República y a los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos.

CONSIDERANDO: Que la Radio y la Televisión constituyen una actividad de interés nacional, por lo tanto deben estar sometidas a las normas y leyes establecidas por la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (CNEPR), que vigilará el debido cumplimiento de las mismas.

CONSIDERANDO: Que la Radio y la Televisión tienen la función social de contribuir al fortalecimiento de la integración nacional y al mejoramiento de la forma de convivencia humana, por lo que a través de sus transmisiones se debe procurar evitar influencias malsanas y perturbadoras al desarrollo armónico de la niñez y la juventud dominicana y el respeto a los principios de la moral social, la dignidad humana y los vínculos familiares.

CONSIDERANDO: Que la televisión, como medio de comunicación audiovisual, se ha convertido con el paso de los años en foco de actividad y entretenimiento, y principalmente en un modelo de socialización, especialmente para los niños, quienes pasan grandes períodos de tiempo observando la pantalla chica.

CONSIDERANDO: Que si bien es cierto que toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin que pueda establecer censura previa, no menos cierto es que el disfrute de estas libertades debe ser ejercido respectando el derecho al honor, a la intimidad, así como a la dignidad y la moral de las personas, en especial la protección de la juventud y de la infancia, de conformidad con la ley y el orden público, lo que requiere la debida y oportuna protección por parte del Estado

CONSIDERANDO: Que las actuaciones administrativas deben ajustarse a la Constitución de la Republica y a sus principios rectores y asimismo toda persona dentro de sus deberes fundamentales debe cumplir la Constitución y las Leyes, respetar y obedecer las autoridades establecidas por ellas.

CONSIDERANDO: Que la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos (CNEPR), tiene como propósito evitar que en la República Dominicana se lleven espectáculos públicos y emisiones radiofónicas que ofendan la moral, las buenas costumbres, las relaciones con países amigos y en general que puedan ser perjudiciales a los principios y normas del pueblo dominicano. Por tanto, está facultada para dictar cuantas medidas de orden y organización sean necesarias para la vigencia y funcionamiento de todos los espectáculos públicos y emisiones radiofónicas y televisivas

CONSIDERANDO: Que el artículo 11 del Reglamento 824, para el funcionamiento de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, le da facultad a dicha Comisión de someter a la acción de la justicia a los que lo infrinjan o cualquier otra disposición legal confiada a su vigilancia, por tanto debe estar sujeta en todo momento a las normas que prescriben la ley de telecomunicaciones, los convenios internacionales y cualquier otra disposición legal.

CONSIDERANDO: Que la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (CNEPR), conforme al artículo 82 del Reglamento 824, puede desautorizar cualquier programa, si estos no se someten a los preceptos, normas y leyes vigentes, si se comprueba que el mismo está autorizado para un fin específico, se dedica a otros, también dicha Comisión puede suspender su radiación y al locutor si es responsable, por tiempo indefinido.

CONSIDERANDO: Que el artículo 84 del Reglamento 824, para el funcionamiento de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, prohíbe toda transmisión que cause la corrupción del lenguaje, o que sea contraria a las buenas costumbres, ya sea mediante expresiones maliciosas, palabras o imágenes perversas, frases de dobles sentidos, apología del crimen o la violencia y todo aquello que sea denigrante para el culto cívico de los héroes nacionales o para cualquier persona.

CONSIDERANDO: Que el Artículo 105 del Reglamento 824, para el funcionamiento de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, dicha Comisión puede suspender la actuación de un locutor por un periodo determinado, por violación a cualquier de las disposiciones contenidas en el citado Reglamento.

CONSIDERANDO: Que muchos niños pasan un promedio de 3-4 horas diarias viendo televisión y la televisión ejerce una influencia muy poderosa en el desarrollo del sistema de valores, en la formación del carácter y en la conducta.

CONSIDERANDO: Que lamentablemente muchos de los programas de televisión contienen un alto grado de violencia y a juicio de los psiquiatras y psicólogos de niños, niñas y adolescentes que han estudiado los efectos de la violencia en la televisión han encontrado que éstos pueden imitar la violencia que observan en la televisión, identificarse con ciertos tipos, caracteres, victimas y/o victimarios, volverse ¨inmunes¨ al horror de la violencia y gradualmente aceptar la violencia como manera de resolver problemas. 1

CONSIDERANDO: Que el impacto de la violencia en la televisión puede reflejarse en la conducta del niño inmediatamente o manifestarse más tarde en su desarrollo y que además loss jóvenes pueden afectarse aun cuando en la atmosfera familiar no haya tendencia hacia la violencia.

CONSIDERANDO: Que aunque las conductas de niños, niñas y adolescentes no deseables tienen varios orígenes o causas, entre ellas la violencia del medio (barrio, comunidad) en que viven y se desarrollan cuando niños, la violencia doméstica familiar (psicológica, física, sexual o por negligencia) que sufren desde edades muy tempranas y la exposición a los medios de comunicación masiva y sobre todo la televisión que les ofrece como producto de consumo diario, las más variadas formas de violencia psicológica, física, sexual, autoinfligida o contra terceros y sus propiedades .

CONSIDERANDO: Que los medios masivos de comunicación, en especial los audiovisuales, han presentado una gran violencia en los últimos tiempos y que las características de la sociedad postmoderna en la cual nos encontramos inmersos le han dado el campo libre a la TV y la publicidad para su libre actuación. Que además la influencia que ejercen sobre los niños, niñas y adolescentes es bastante peligrosa si se considera que son individuos en etapa de formación de valores individuales y supraindividuales. Es de esta forma, que la televisión ha generado una revolución cultural, modificando tanto a niños, niñas adolescentes, adultos, núcleos familiares, grupos en general. Es decir, a todos los ámbitos de la sociedad .

CONSIDERANDO: Que los medios de comunicación se han convertido en docentes que nos enseñan a través de la publicidad qué consumir y a hacerlo cada vez en mayor cantidad Y es que en efecto, el consumismo es un proceso regulado que funciona por la seducción a los individuos. Estos adoptan sin dudar los objetos, las modas, las fórmulas de ocio elaboradas por las organizaciones especializadas, aceptando eso. En esta sociedad en la cual se nos permite todo, existe una gran paradoja: somos libres, pero todos queremos lo mismo. y
CONSIDERANDO: Que es función del Estado proteger y garantizar efectiva y eficientemente el goce de las prerrogativas constitucionales, con el auxilio de medidas administrativas y disposiciones legales adecuadas.

CONSIDERANDO: Que la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, tomará las providencias necesarias para la vigilancia de los espectáculos públicos, examen de películas, discos, programaciones radiales, y cuando esté bajo su control pudiendo requerir de cualquier miembro de la policía nacional la cooperación necesaria para que se cumplan sus acuerdos y disposiciones.

CONSIDERANDO: Que el Articulo 56 de la Constitución de la Republica sobre la Protección de las personas menores de edad, dice que la familia, la sociedad y el Estado, harán primar el interés superior del niño, niña y adolescente; tendrán la obligación de asistirles y protegerles para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales.

CONSIDERANDO: Que el articulo 53 literal b de la ley 136-03, que es el llamado código para la protección de niños, niñas y adolescentes de la República Dominicana, dispone lo siguiente: Integrantes del Sistema Nacional de Protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, dice que el mismo estará integrado por: Organismos de ejecución de políticas: Oficina Nacional, Municipal y entidades públicas y privadas de atención.

CONSIDERANDO: Que el artículo 1 del código anteriormente citado, el cual trata sobre el sujeto pleno de derecho, establece que todos los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho. En consecuencia, gozan de todos los derechos fundamentales consagrados a favor de las personas, especialmente aquellos que les corresponden en su condición de persona en desarrollo, y los consagrados en ese código, la Constitución de la República, la Convención de los Derechos del Niño y demás instrumentos internacionales. Y el párrafo de dicha disposición establece que estos derechos son de orden público, intransigibles, irrenunciables, interdependientes e indivisible entre sí.

CONSIDERANDO: Que el artículo 12 del preindicado código sobre el Derecho a la integridad personal, dispone que todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la integridad personal y que este derecho comprende el respeto a la dignidad, la inviolabilidad de la integridad física, síquica, moral y sexual, incluyendo la preservación de su imagen, identidad, autonomía de valores, ideas, creencias, espacio y objetos personales. Y el párrafo de dicho artículo dispone que es responsabilidad de la familia, el Estado y la sociedad protegerlo, contra cualquier forma de explotación, maltrato, tortura, abusos o negligencias que afecten su integridad personal.

CONSIDERANDO: Que el artículo 13 del mismo código sobre el Derecho a la Restitución de Derechos dispone que el Estado Dominicano tiene la responsabilidad de proteger a todos los niños, niñas y adolescentes contra toda forma de abuso, maltrato y explotación, sin importar el medio que se utilice, incluyendo el uso de Internet o cualquier vía electrónica. Y su párrafo establece que para estos, se procederá a la restitución de los derechos violados o amenazados por medio de la ejecución de medidas de protección previstas en el presente Código. La familia y la sociedad, en su conjunto, deben participar y exigir este derecho.

CONSIDERANDO: Que el artículo 14 y su párrafo del Código ya citado, establece el derecho a denunciar el abuso que sea realizado en ese orden, , disponiendo que los profesionales y funcionarios de las áreas de la salud, pedagogía, psicología, trabajo social y agentes del orden público, directores y funcionarios, tanto públicos como privados, y cualquier otra persona que en el desempeño o no de sus funciones tuviere conocimiento o sospecha de una situación de abuso o de violación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, están obligados a denunciarla ante las autoridades competentes, estando exentos de responsabilidad penal y civil, con respecto a la información que proporcionen.

De igual manera en su párrafo dispone que el incumplimiento de esta obligación conlleva una sanción penal de uno (1) a tres (3) salario mínimo establecido oficialmente. La Sala penal del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes es competente para conocer de esta Infracción.

CONSIDERANDO: Que el artículo 19 párrafo II, III y IV, del código anteriormente señalado, que versa sobre el Derecho a la Diversión de los niños, niñas y adolescentes establece que todo los niños, niñas y adolescentes, tendrán acceso a las diversiones y espectáculos públicos propios o clasificados como adecuados para su edad.

En tanto que este mismo artículo en su párrafo II hace énfasis en que las emisoras de radio y televisión transmitirán en horario clasificado para niños, niñas y adolescentes, programas con finalidad educativa, artística, cultural, informativa y formativa en valores y prevención de la violencia.

Asimismo su párrafo III expresa de que todo programa será presentado o anunciado con la clasificación antes, durante y al finalizar el mismo y por último, el párrafo IV, señala que los responsables de espectáculos públicos y diversión colocaran visiblemente, a la entrada del lugar, la información detallada sobre la naturaleza del espectáculo y su clasificación en cuanto a las edades a partir de las cuales se permitirá el acceso.

CONSIDERANDO: Que el articulo 27 del citado código y su párrafo relativo el Derecho a la Información de los niños, niñas y adolescentes disponen de que todos los niños, niñas y adolescentes, tienen derecho a recibir, buscar y utilizar todo tipo de información que sea acorde con su desarrollo y a seleccionar libremente el medio y la información a recibir sin más límites que los establecidos en el mismo.

Por tanto, para el ejercicio de este derecho, el Estado establecerá mecanismos de control y a través de la Comisión Nacional de Espectáculos y Radiofonía, del Ministerio de Cultura, , los Ministerios de Educación y de la Juventud, encaminados a que la información dirigida a este segmento poblacional se corresponda con los principios y garantías del presente Código y de la Convención Internacional sobre Derechos del Niño.

CONSIDERANDO: Que el artículo 55, literales b y f de referido código, que trata sobre Definición de Programa, establece que el es el conjunto de acciones planificadas, coordinadas y ejecutadas por instituciones, organismos o entidades gubernamentales y no gubernamentales con fines pedagógicos, de protección, atención, capacitación, inserción social, fortalecimiento de relaciones socio-familiares y otras acciones, dirigidos a la protección integral, promoción y defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

De igual manera su párrafo señala que los programas de atención incluirán, entre otros, los siguientes: b) Programas que aseguren la atención oportuna cuando enfrenten situaciones que violen y/o vulneren sus derechos y f) Otros programas acordes con las políticas públicas y las necesidades identificadas para la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

CONSIDERANDO: Que las expresiones proferidas por el señor Adrian Ronato Salcedo Rosario, también conocido como “Cristian Casablanca” y/o “El Conde Dervy”, así como las actitudes violentas exhibidas en su programa de televisión vulneran las disposiciones legales citadas, contribuyen al fomento de la violencia y constituyen expresiones impropias de un comunicador o presentador de televisión que tiene ante sus pantallas niños, niñas y adolescentes muy susceptibles a imitar el tipo de expresiones proferidas por dicho comunicador, al tiempo que sus actitudes afectan el derecho de los televidentes y oyentes a disfrutar de los medios de comunicación sin que sean afectados o lacerados el orden público, la buena costumbre, el uso adecuado del lenguaje y la dignidad humana.

R E S O L U C I O N

En el ejercicio de las atribuciones que nos confiere la Constitución Dominicana, Ley 1951, Ley 107-13 sobre Derechos, Deberes en Relación con la Administración Pública, el Reglamento 824, el Decreto 4306, Decreto No. 301-05 de fecha 7 de mayo de 2005, Resolución No.008/2014 y demás disposiciones complementarias, ¨Se les hace Formal y Expresa Advertencia Legal¨, a los propietarios, directores, conductores, encargados o afines, de los diferentes canales y programas televisivos, para que en lo sucesivo procedan hacer cumplir la presente resolución:

UNICO

Se procede a inhabilitar de sus presentaciones en radio y televisión por un periodo de quince (15) días, a partir de la notificación de la presente resolución, al presentador de televisión Adrian Ronato Salcedo Rosario, también conocido como “Cristian Casablanca” y/o “El Conde Dervy”’, por proferir en su programa que se emite por “Telefuturo, Canal 23”, palabras obscenas, maldiciones reiteradas y epítetos racistas. Reservánse esta Comisión el derecho de iniciar el proceso judicial en su contra de acuerdo a la ley y el derecho, por el incumplimiento a dicha resolución.

YO, DAYANA MELLA HERNANDEZ, CERTIFICO Y DOY FE, que la presente RESOLUCION, fue firmada por el Presidente J.M. Hidalgo, Vicepresidenta Glenys Thompson Polonio, Miembros Cándido Ventura Ortega, Elido A. Reyes Peña, Domingo Martínez y por la infrascrita Secretaria, integrantes de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, CERTIFICO que la presente copia es fiel y conforme a su original que reposa en nuestros archivos, la cual firmo, expido y sello en la Ciudad de Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, hoy día lunes siete (7) del mes de marzo del año Dos Mil Diez y Seis (2016).

[mom_video type=”youtube” id=”ZxgjNGf0OXg” width=”600″ height=”370″]

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: