El oscuro asesinado de un taxista dominicano en Brooklyn

NUEVA YORK – Una disputa sería la causa que llevó al asesinato de un taxista dominicano en Brooklyn.

Rafael Veras, de 35 años, falleció la madrugada del jueves tras ser víctima de 14 puñaladas. El conductor fue asesinado en el interior del vehículo antes de la 1 a.m. en la avenida Dumont con Shepherd.

Testigos en el área dijeron que estaba muy oscuro, pero que alcanzaron a escuchar a alguien gritando: “¡No, no, por favor!”.

La Policía informó que los paramédicos llevaron a Veras al Hospital Brookdale University, en donde fue declarado muerto a la 1:32 a.m.

Familiares describieron al dominicano como un hombre trabajador y muy dedicado a su familia. Su primo hermano, Wander Pimentel (34), recuerda con tristeza que hace solo unos días se encontraban reunidos celebrando el cumpleaños de la madre de la víctima.

“El era un hombre de trabajo. Un hombre de familia, no tenía problemas con nadie, yo no sé lo que pasó”, dijo Pimentel a El Diario.

Según sus parientes, Veras habló con un compañero de trabajo minutos antes de ser asesinado. Pimentel también afirmó que conversó con su primo a eso de las 9 p.m. de ayer sobre sus planes de salir el jueves en la noche.

Veras llegó a los tres años a los Estados Unidos. Vivía en Queens, pero constantemente visitaba a su mamá, quien vive en un apartamento de Blake Avenue,  en Brooklyn. Era padre de un adolescente de 16 años.

“A él lo conocían por ser una persona alegre, amaba a su país, República Dominicana y era muy trabajador. Amaba mucho a su madre. Era un excelente padre. Su hijo está devastado”, afirma su cuñada, Mayra Flores (28).

Sus familiares cuentan que Veras trabajaba administrando residencias del estado, y que hace, aproximadamente, un mes comenzó a trabajar de taxista. Sin embargo, Fernando Mateo, el vocero de la Federación de Conductores de Taxis del estado, dijo que Veras no se encontraba registrado en la empresa New Lots Car Service como conductor. En cambio, el vehículo sí se encontraba enlistado en la empresa, así como el nombre de su hermano mayor, quien fue el que prestó el vehículo.

El NYPD dice que el hecho no se trata de un robo, sino de una disputa, debido a que Veras tenía su celular y billetera en el carro. Testigos dijeron haber escuchado una fuerte discusión entre dos personas. Un testigo que escuchó la trifulca llamó al 911.

“Nunca pensamos que lo íbamos a perder así, de la noche a la mañana”, lamentó su sobrino, Jesús Pimentel (16).

Mateo afirmó que Veras todavía no tenía licencia para trabajar como conductor de taxi y que existen ciertos requisitos para proteger la vida de los choferes. Agregó que los taxistas están autorizados a desabrocharse el cinturón de seguridad en caso de algún ataque, y están obligados a tener una partición o ventanilla que los separe de los pasajeros. El Diariony

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: