Dominicana aclara artículo no refleja posición del The New York Times

Roberto Rodríguez Marchena, portavoz del presidente dominicano Danilo Medina.

Roberto Rodríguez Marchena, portavoz del presidente dominicano Danilo Medina.

SANTO DOMINGO.-El Gobierno dominicano afirmó la noche de este lunes que un artículo publicado el domingo en el The New York Times, en el que sugiere intervenir la República Dominicana por la aplicación de su política migratoria, no es un editorial ni un reportaje elaborado por un periodista de dicho medio, sino un artículo de opinión escrito por una abogada que lleva varios casos contra el país en la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

En un documento leído en rueda de prensa, Roberto Rodríguez Marchena, portavoz de la Presidencia, precisa que la autora de dicho artículo  es la abogada Roxanna Altholz, del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y profesora de la Clínica de Derechos Humanos de Berkeley, California.

Y explica que esas instituciones son demandantes de la República Dominicana ante la CIDH (Comisión Interamericana de los Derechos Humanos) en San José, Costa Rica, por el caso Yean y Bosico, en el que se condenó al país.

Subrayó que en el  caso del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional,  estuvo representado específicamente  por ella.

“Posteriormente, en el 2008, la señora Altholz, en representación del CEJIL, inició un caso de petición de protección ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos por presuntas amenazas desde el Estado hacia personas de ascendencia haitiana, lo que luego fue demostrado infundado”, dijo Rodríguez Marchena, según informa el diario dominicano El Día.

Agregó que “incluso en la biografía oficial de la señora Altholz se indica que actualmente tiene “casos abiertos” contra República Dominicana”.

Marchena indicó que todo lo anterior evidencia que el artículo del New York Times no fue un artículo periodístico ni escrito por un comentarista imparcial, sino por una abogada que específicamente frente a la República Dominicana constituye parte interesada.

Enfatizó que el artículo publicado en el  New York Times  no sólo daña la tranquilidad del pueblo dominicano, sino que puede crear intranquilidad en extranjeros que llegan al país.

Aunque Rodríguez Marchena no lo señala, el artículo de referencia, reseñado por Primera Plana, está calzado también con la firma de LAUREL E. FLETCHER. Ambas se identifican como catedráticas de ley internacional de derechos humanos de la prestigiosa universidad californiana.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: