Anuncios

Defensa de legisladores a presunto jefe de sicarios provoca indignación

SANTO DOMINGO.-La ratificación de la prisión preventiva dispuesta este lunes por la tarde contra Arsenio Quevedo, acusado de encabezar una red de sicariato, tiende a bajar la tensión que ha provocado en amplios sectores la abierta defensa de algunos legisladores al hombre implicado en varios asesinatos y en lavado de activo.

La medida fue tomada en la Tercera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional por los jueces Ignacio Camacho, Daniel Nolasco y Nancy Joaquín, incluye a Danilo Recio.

Horas antes un grupo de legisladores encabezados por Adriano Sánchez Roa, senador de Elías Piña por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y los diputados Francisco Bautista y Luis Castillo, firmaron una carta en la que sirven de garantes al imputado y acudieron en solidaridad a la audiencia.

El enojo en la población no se hizo esperar, y lo expresó a través de las redes sociales.

“Si están presente legisladores, es una forma de presionar a los jueces, de todo modo existe la estructura mafiosa que le puede cambiar la medida de coerción, en este país nada sorprende, legisladores apoyando a criminales y lavadores, porque son parte de ellos,  decía temprano del día, un hombre que se identifica como Mike Peralta, en su página de Facebook.

El presunto líder de una red de sicariato, Arsenio Quevedo, mientras es conducido a prisión.

El presunto líder de una red de sicariato, Arsenio Quevedo, mientras es conducido a prisión.

Entretanto, el  diputado opositor Juan Hubieres,  presidente de la Federación Nacional de Transporte la Nueva Opción (Fenatrano), manifestó que las pretensiones de cambiar la medida de coerción de prisión preventiva al presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafín), Arsenio Quevedo, “comprueba la complicidad de diputados, senadores, síndicos y funcionarios del Gobierno con estos grupos”.

El legislador habló antes de que se conociera la solicitud de cambiar la medida de coerción consistente en un año de prisión preventiva en la cárcel de Higüey, al presunto líder de una red de sicariato.

“Esto reafirma porqué reaccionaron con ira en mi contra cuando denuncié en la Cámara de Diputados que esta banda estaba protegida por el Gobierno, y la contra respuesta fue acusarme que yo cargaba un arma de fuego en el hemiciclo, el día del cepillo”, recordó Hubieres.

Opina que la alianza PLD-PRD “hoy reafirma, además, el pacto por la impunidad, para favorecer a los actores principales de ese grupo”.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: