Cuestionan campaña de defensa a medidas migratorias

SANTO DOMINGO (REPÚBLICA DOMINICANA),  Inmigrantes de origen haitiano que lograron inscribirse en el Plan de Regularización de Extranjeros esperan ser atendidos en el ministerio de Interior y Policía de República Dominicana para entregar algunos documentos y completar el proceso, el 22 de juniopasado  en Santo Domingo. El país asistirá gratuitamente por 15 días a los extranjeros, la mayoría haitianos, que están indocumentados  para que vuelvan voluntariamente a sus países de origen, tras el fin del plazo para acogerse al plan de regularización, informó la Dirección Genera de Migración. EFE/Orlando Barría

SANTO DOMINGO (REPÚBLICA DOMINICANA), Inmigrantes de origen haitiano que lograron inscribirse en el Plan de Regularización de Extranjeros esperan ser atendidos en el ministerio de Interior y Policía de República Dominicana para entregar algunos documentos y completar el proceso, el 22 de juniopasado en Santo Domingo. El país asistirá gratuitamente por 15 días a los extranjeros, la mayoría haitianos, que están indocumentados para que vuelvan voluntariamente a sus países de origen, tras el fin del plazo para acogerse al plan de regularización, informó la Dirección Genera de Migración. EFE/Orlando Barría

Amnistía Internacional arremetió de nuevo contra las últimas medidas migratorias del gobierno que preside Danilo Medina, que aseguró han dejado sin documentación a un número no precisados de dominicanos hijos de haitianos.

Lamentó que en lugar de en lugar de aplicar medidas adicionales para resolver problemas que han afectado al plan de regularización, el gobierno haya respondido con “una campaña pública y una gira diplomática” para contar al mundo su propia historia las políticas migratorias.

En un reportaje calzado con la firma de Chiara Liguori, investigadora del Caribe de Amnistía Internacional, la agencia defensora de los derechos humanos, cuenta historias conmovedoras de algunas dominicanas de origen haitiano, una de ella imposibilitada de cursar una carrera universitaria por falta de documentación.

Puso el ejemplo de una mujer que identifica como Marisol, quien a los 10 años quedó huérfanas junto a otros hermanos, y desde entonces debió dedicarse a trabajar en una casa de familia, donde supuestamente incluso sufrió maltratos físicos.

“La falta de un certificado de nacimiento impidió a Marisol obtener una tarjeta de identidad indispensable para tener acceso a trabajos dignos, atención de la salud y educación”, narra Liguori en el reportaje que fue publicado también en el periódico International Business Times.

En el reportaje publicado en inglés en el portal digital de Amnistía Internacional, la investigadora regional de esa agencia añade historias similares de otras dos mujeres identificadas como Mery y Esterlina.

Explicó que la falta de papeles ha impedido que Esterlina pueda cursar la carrera de psicología, y  en la actualidad vive en extrema pobreza, al igual que las otras dos dominicanas.

Según la investigadora, el plan de naturalización establecido por las autoridades dominicanas estaba destinado “a paliar la situación de apatridia de esta población. Pero no es suficiente”.

A continuación lanza esta crítica al gobierno dominicano

“Las autoridades dominicanas que se reunieron con nosotros no parecían dispuestos a reconocer que muchas personas se quedaron fuera del “plan de naturalización” de seis meses que establecieron después de la infame sentencia 2013 que privó de la noche a la mañana a miles de personas de su nacionalidad dominicana”.

“Nos dijeron”—añade—que después de haber llevado a cabo una “campaña pública masiva”, no tenían ninguna razón para creer que muchas personas no saben sobre el programa (Regularización)

 

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: