Anuncios

Críticas por fuga de pilotos podría afectar relaciones entre Francia y República Dominicana

Los aviadores Jean Pascal Fauret y Bruno Armand Víctor Odo. Foto: BBC

Los aviadores Jean Pascal Fauret y Bruno Armand Víctor Odo. Foto: BBC

SANTO DOMINGO (EFE).-La sigilosa fuga de dos pilotos franceses condenados a 20 años de prisión por tráfico de cocaína desde la República Dominicana, ha desatado un aluvión de críticas contra el sistema de justicia local y podría enturbiar las tradicionales buenas relaciones entre Francia y el país caribeño.

Los aviadores Jean Pascal Fauret y Bruno Armand Víctor Odos, que esperaban en libertad el proceso de apelación que incoaron contra su sentencia, se trasladaron a Francia el fin de semana pasado al protagonizar un escape perfecto, digno de un guión de Hollywood.

Desde casi todos los ámbitos de la sociedad dominicana se han escuchado voces condenando el rocambolesco suceso, cuyos únicos detalles han surgido desde París, donde uno de los pilotos apareció en público justificando su acción y denunciando su situación en Santo Domingo.

De acuerdo a esas informaciones, una especie de comando recogió a los fugitivos en algún lugar de las costas dominicanas, los trasladó vía marítima a una de las posesiones caribeñas de Francia y de ahí tomaron un avión que los llevó a la capital gala.

La prensa francesa ha publicado que la operación fue planificada durante semanas, que tuvo un coste de 100.000 euros y que la misma fue ejecutada por una decena de personas.

El Gobierno francés ha dejado claro que no autorizará la extradición de ambos fugitivos a República Dominicana, como han exigido las autoridades de justicia locales. Francia alega que sus leyes prohíben ese proceso cuando se trata de sus nacionales.

El Elíseo, además, ha negado toda participación en la huida y prometido colaborar con las autoridades dominicanas para esclarecer lo sucedido.

“Antes de estar culpando a Francia, las autoridades dominicanas deben revisarse para determinar dónde estuvo la falla que permitió la fuga del país de los dos pilotos de esa nación que cumplían una condena de 20 años en prisión domiciliaria por tráfico de droga”, dijo sobre el incidente el canciller dominicano, Andrés Navarro.

Sin embargo, la fiscal del Distrito Nacional, la popular magistrada Yenny Berenice Reynoso, afirmó que “existen indicios” de que Francia participó de manera oficial en la fuga de los pilotos, y consideró “necesario” que el Gobierno dominicano reclame a Francia por la incursión ilegal en su territorio.

Lo ocurrido también causó “indignación” en el presidente de la Cámara de Diputados dominicana, Abel Martínez, quien exigió investigar “hasta las últimas consecuencias” lo ocurrido, y se preguntó qué pasaría si el caso hubiese ocurrido en Francia y los procesados por tráfico de drogas fueran dominicanos.

La condena incluyó al exasesor antinarcótico del Gobierno, Marino Vinicio Castillo, quien dijo que la fuga de los pilotos franceses “es la demostración más contundente de cómo la criminalidad organizada está minando las bases del Estado y amenazando su soberanía e integridad territorial”.

Para el controvertido abogado y político, el escape obedece a que “estructuras de gran poder en el plano local y extranjero, tenían urgencia de sacar del proceso y de territorio nacional a los pilotos que transportarían la droga, por los riesgos de que se terminaran de conocer quiénes son los grandes jefes y beneficiarios de esa operación criminal”.

Fauret y Víctor Odos fueron capturados en marzo de 2013 junto al asistente de vuelo Alain Castany y el pasajero Nicolás Pisapia, también franceses, cuando se disponían a despegar desde el aeropuerto dominicano de Punta Cana con destino a Saint-Tropez, Francia, en un avión alquilado en un cuyo interior las autoridades decomisaron un alijo de más de 600 kilos de cocaína.

Los cuatro fueron condenados a 20 años en agosto pasado, pero una jueza decidió sacarlos de prisión y otorgarle libertad condicional, a la espera de iniciar el proceso de apelación que elevaron. Los pilotos, evidentemente, no guardaban arresto domiciliario, tal y como lo denunció el procurador general de Justicia local, Francisco Domínguez Brito, quien pide la extradición de los fugados.

“Confiamos en que el trabajo conjunto de las autoridades dominicanas, francesas y de la Interpol traerá a estos prófugos ante la Justicia dominicana, donde deberán cumplir sus merecidas condenas”, dijo el responsable del Ministerio Público.

Este jueves, un diputado oficialista advirtió que el escape de los Fauret y Víctor Odos podría causar una “guerra diplomática”, al considerar que Francia tiene “mucha responsabilidad” en la fuga.

“Esos pilotos jamás pisarán suelo dominicano; una nación tan poderosa como Francia, independientemente de que esté o no involucrada en este caso, hará valer su peso específico contra un país pequeño como el nuestro”, dijo a EFE un analista local que pidió el anonimato, “porque eso no pasará de ahí”.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: