Electricidad

Constantes apagones obligan a incrementar US$49 millones al subsidio a la tarifa eléctrica


Santo Domingo. – La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) anunció la entrada al sistema de las generadoras San Felipe, con capacidad de 180 megavatios, y la unidad Haina Turbogás, de 95 megavatios, para enfrentar el desabasto de energía causado por la salida inesperada de 300 megavatios de AES Andrés.

En una rueda de prensa efectuada en la sede de la institución, en la que participó el holding del sector, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara, dijo que de forma adicional entrarán al sistema la turbogás San Lorenzo de EGE Itabo con 30 megavatios, lo que completa 305 megavatios para el sistema eléctrico, pero con un impacto económico que puede alcanzar los US$49 millones mensuales si operan a toda capacidad. El funcionario aseguró que con ese aporte energético las empresas distribuidoras de electricidad Edesur, EdeEste y Edenorte podrán compensar en parte el impacto causado por la salida de AES Andrés y de los 46 megavatios de Barahona Carbón.

Sin embargo, aclaró que esa energía adicional no compensa por completo las salidas de otras unidades programadas para el mes de octubre, por lo que llamó a la población a ser comprensiva ante la ocurrencia de interrupciones, aunque de menos duración, en determinadas horas del día. La demanda regular de energía oscila entre 2,200 y 2,300 megavatios, lo que indica que las salidas recientes de unidades de generación han impactado entre 15% y 20% el suministro regular de las distribuidoras de electricidad.

Jiménez Bichara expresó su satisfacción con el anuncio de AES Andrés de que a finales de este mes incorporará 100 de los 300 megavatios que tiene fuera, lo cual podría compensar en parte el impacto que a partir de octubre causarán las salidas por mantenimiento programado de la Compañía Eléctrica San Pedro de Macorís (CESPM) y de Los Mina V y parte de su ciclo combinado.

La CDEEE logró que CESPM reprogramara su calendario de mantenimiento para que sus 300 megavatios en tres unidades salgan del sistema una tras otra y no al mismo tiempo, lo cual reduce el impacto del déficit a 100 megavatios durante el trimestre de octubre a diciembre de este año.

Además de esos 100 megavatios, en octubre estarían fuera los 155 megavatios de Los Mina V y parte de su ciclo combinado y los 46 megavatios de Barahona Carbón (entrará a finales de octubre), así como 200 de los 300 megavatios de AES Andrés, en caso de que cumpla con su promesa de incorporar 100 megavatios antes de finalizar este mes.

“Estamos hablando de que en octubre podríamos tener un desabastecimiento de al menos 500 megavatios y la compensación que podemos hacer es de poco más de 300 megavatios, por lo que la condición de déficit se reduce, pero no se termina”, expresó Jiménez Bichara.

Tras anunciarse la salida de 300 megavatios de AES Andrés y 46 de Barahona Carbón, la CDEEE había estimado un impacto económico de alrededor de US$30 millones mensuales, pero con la incorporación de unidades de alto costo y otras medidas de compensación, el costo de enfrentar el desabastecimiento podría representar no menos de US$49 millones mensuales, hasta que se reciban las compensaciones contractuales de parte de AES Andrés.

Jiménez Bichara recordó que este año el subsidio programado en el Presupuesto Nacional era de US$425 millones, pero que el impacto en los aumentos del precio del petróleo ha provocado un aumento de US$200 millones más.

A eso se agregan los 49 millones que en sentido general implica el impacto de la salida de AES Andrés y la incorporación de unidades de generación de alto costo que presionan el mercado spot, lo cual podría hacer que el subsidio supere los US$770 millones solo para cubrir el déficit financiero de las distribuidoras en cuanto a compra y venta de energía.

A esos aportes se agregan otros sacrificios económicos como el que implica mantener sin variación la tarifa eléctrica para no afectar a la población.

Hablan los industriales

La vicepresidenta de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Circe Almánzar, aseguró que la crisis eléctrica que afecta al país por la salida de operación de una de las plantas energética de AES, les costaría millones de dólares a los empresarios del sector.

“Pero en el caso del sector productivo no solamente está el sector industrial, porque hay sector turístico, hay sector de grandes comercios, que son usuarios no regulados que acceden directamente al mercado de generación, ya sea vía contrato con generadoras, o con distribuidoras, pero a precios fuera de la distribución porque tienen sus canales de distribución”, apuntó Almánzar.

Planteó que ese precio, “en muchas ocasiones, es de referencia al mercado ‘spot’ o hay algunos casos de industrias que tienen contratos directos con AES”, dijo la empresaria a la prensa, en el marco de un encuentro que el gremio tuvo con el ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez. Almánzar sostuvo que los empresarios esperan que haya una decisión de las autoridades del organismo rector de la electricidad, que es quien decide qué es lo que va a pasar, ya que para ellos la situación les va a impactar con un aumento de aproximadamente cuatro centavos de dólares el kilovatio/hora.

“Estamos esperando que haya una decisión de las autoridades del organismo controlador de la electricidad que es el que decide qué es lo que va a pasar… el dictamen final”, sostuvo Circe Almánzar.

Se refiere a la renegociación entre cada empresa que tiene contratos, ya sea con AES o con otras distribuidoras o generadoras. “Pues renegocien o vean otras posibilidades o cláusulas que tienen sus contratos, pero esos son temas contractuales, pero de que va a subir… va a impactar y estamos hablando de que podría aumentar aproximadamente cuatro centavos de dólar”, precisó.

Mientras, el presidente de la AIRD, Campos de Moya, reiteró que con la situación actual (en materia energética) el sector industrial está “muy preocupado”, y que es por esa razón que constantemente se plantea la importancia de que en la República Dominicana se diversifique la generación eléctrica, para que “no dependamos únicamente de un tipo de combustible”.

Sobre el tema también opinó el exvicepresidente ejecutivo de la CDEEE Celso Marranzini, quien descartó que con el problema que se ha presentado haya un “apagón financiero”. “Eso no existe; las distribuidoras están bastante al día. Lo que va a aumentar los costos es que AES tiene una serie de clientes no regulados y suple al mercado regulado también y eso aumenta el precio del mercado al costo”, subrayó.

El superintendente de Electricidad, César Prieto, garantizó a la población que los costos en los que tendrá que incurrir el Gobierno no serán traspasados a la población en su tarifa eléctrica. “No haremos aumentos. Damos garantía de eso”, dijo el funcionario a los periodistas.

El presidente del Senado asegura Danilo se ocupa

El presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, aseguró que el Gobierno que encabeza el presidente Danilo Medina está tomando todas las medidas a su alcance para mejorar el tema de los apagones y de esa manera disminuye la inconformidad de las comunidades que en la actualidad están siendo afectadas por largas jornadas de cortes del servicio.

“Punta Catalina es la mejor inversión que ha hecho gobierno alguno en materia de electricidad. A final de este año 2018 se harán las primeras pruebas a la planta. Se busca disminuir de manera considerable los niveles de apagones en el país”, sostuvo. Ayer las quejas por los cortes energéticos continuaron desde diversos sectores y por diversas vías, incluidas las redes sociales.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: