Anuncios
Albert Marte 696x696

Comunicador dominicano y su esposa sufren trauma luego de ser atracados en su propia vivienda

SANTIAGO. –El comunicador motivacional Albert Marte y su esposa fueron víctimas de la delincuencia sin control que azota a la República dominicana, luego que dos malhechores penetraron a sus vivienda y mantener como rehén a su pareja sentimental.

El hecho sucedió ayer cuando la pareja regresaba a su hogar ubicado en el sector El Ensueño.

Marte que produce el programa en la emisora Disco 89 y que además imparte conferencias con las “historias de Albert”, que sirven de motivaciones de vida.

“Mis hermanos de área 809, aprovecho para informales que hoy mi esposa Evelina y yo estamos vivos para contar lo sucedido ya que cuando llegamos a nuestra casa en el sector del Ensueño Santiago a eso de las 7:30 de la noche encontramos dos ladrones, cuando sintieron el vehículo y se percataron que habíamos llegado, salieron tomando como rehén a mi esposa hasta que pudieron abrir la puerta y cómo ella estaba llorando la amenazaron con darle un tiro”, apuntó el comunicador.

Marte dijo que dentro de la amarga situación, no hubo más allá que simples pérdidas materiales.

“Gracias le damos a Dios porque no pasó nada que lamentar porque las materiales se recuperan, le hago este comentario para que se cuiden al llegar a sus hogares, buenas noches y fuerte abrazo para todos”, puntualizó

Tanto el comunicador como diversos sectores llaman a la Policía Nacional a tomar el control de las calles y actuar con mano dura ante este estado de descomposición social.

Advierten que de seguir, esta ciudad puede convertirse en tierra de nadie y del sálvese quien pueda.

Los delincuentes atracan una persona cada hora en Santiago. El promedio mensual de atracos, según la fiscalía de Santiago, es de 700. Al día se despojan de sus pertenencias a 23. 5 personas. Los fines de semana el promedio es de 80 atracos, destaca hoy el digital Acento.com.

Los datos elaborados por la fiscalía de Santiago no incluyen el subregistro, que es la cantidad de víctimas que no presentan sus denuncias en los cuarteles policiales por falta de confianza y temor a los delincuentes.

Si se agregara al subregistro a las estadísticas oficiales, el promedio de atracados ascendería a 2. 5 por hora. Es decir a 1, 100 atracos por mes en la zona urbana de Santiago, que apenas tiene 90 kilómetros cuadrados.

Pero tampoco están incluídas las estadísticas de los otros siete municipios que forman la provincia, que tiene más 2000 kilómetros cuadrados y 963 mil habitantes.

El deterioro de la seguridad en Santiago comenzó en mes de enero de este año, cuando los homicidios y atracos iniciaron una escalada ascendente, sin que nadie en el Estado y la policía hayan tomado medidas efectivas para su control.

El general Eduardo Alberto Then prohibió las peleas de gallos en los barrios de Santiago, sin tener facultad jurídica para tomar esa decisión. Las personas que participan en ese deporte son apresadas y sometidas a la justicia por violar una ley inexistente en el Código Penal de la República Dominicana

De enero a octubre de este año, en Santiago han sido asesinadas 119 personas, entre ellas tres agentes de la policía y un raso del Ejército Nacional, sin que hasta el momento se haya investigado sus muertes.

Los homicidios y los atracos se dispararon en los últimos dos meses en el municipio de Santiago, después del nombramiento del general Eduardo Alberto Then, comandante regional del Cibao Central de la policía, quien cambió la estrategia de enfrentar la delincuencia para controlar el ruido, búsqueda de bocinas y prohibición de las peleas de gallos y la música en cumpleaños, bautizos y matrimonios.

El general Then estableció como nueva estrategia el control del ruido en las calles, bares, restaurantes y fiestas privadas.

Las familias, personas, vehículos de motor que tengan la música alta, sin que la policía mida sus niveles de decibeles, son arrestadas y confiscadas las bocinas de los equipos de música y obligadas a pagar entre 12 mil y 19 mil pesos para recuperarlas, sin ser sometida a la justicia y una sentencia de juez.

Durante el día y la noche, largas filas de camiones, camionetas y motocicletas de la Policía Nacional, comandadas por el general Then, con un fusil M-16 en el hombro, recorren los barrios y urbanizaciones de Santiago, buscando bocinas para controlar el ruido, mientras la delincuencia crece a cada instante.

Los agentes de la policía penetran a las viviendas, bares, restaurantes sin una orden de un juez, ni la presencia de un fiscal adjunto, y con un alicate y destornillador en mano, arrancan las bocinas y las confiscan bajo el alegato que “que aquí mando yo”.

La penetración a las viviendas sin l orden un juez y un fiscal ha generado enfrentamientos violentos con moradores de varios barrios de Santiago, cuyos habitantes, indignados, lanzan piedras y objetos cortantes a la policía.

Los jóvenes que han si apresados, seis en total, fueron sometidos la justicia por el general Then, acusado de intentar “matar a un general de la República”.

Ni gallos ni fiestas en bautizos

El general Eduardo Alberto Then prohibió las peleas de gallos en los barrios de Santiago, sin tener facultad jurídica para tomar esa decisión.

El general Eduardo Alberto Then

El general Eduardo Alberto Then

Las personas que participan en ese deporte son apresadas y sometidas a la justicia por violar una ley inexistente en el Código Penal de la República Dominicana.

También prohibió la colocación de música en los cumpleaños, bautizos y matrimonios.

Los matrimonios no pueden contratar grupos musicales, grupos típicos ni colocar los famosos discolitgh, porque el general Then estableció que durante su gestión como general en Santiago la música en esos eventos familiares está prohibida.

En numerosas ocasiones el general Then, acompañado de varios camiones y camionetas llenos de agentes policiales, ha penetrado a residencias donde se celebran bautizos, cumpleaños y matrimonios de donde confiscan los adornos, el biscocho y los equipos de música.

En los barrios de Baracoa, Cienfuegos. La Gallera, El Ejido y La Joya, la policía, comandada por el general Then, ha confiscado numeroso biscochos y equipos de música a familias que celebran sus fiestas de cumpleaños y bautizos.

Ningún informe

El general Eduardo Alberto Then, eliminó la presentación matutina de los informes policiales a los periodistas, porque “los comunicadores alarman a la ciudadanía”.

Estableció que los periodistas no pueden buscar informaciones en el departamento de Relaciones Públicas de la Policía y cerró ese departamento.

Por esa disposición, el coronel Juan Guzmán Badía no ha vuelto por la clausurada oficina, a pesar de las presiones de los periodistas de Santiago para que restablezca la publicación de los informes policiales.

El coronel Guzmán Badía es el jefe del CESTUR en la región Norte del país.

 

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: