Jueza 2

Al rojo vivo conflicto en el sistema de Justicia dominicana, magistrada responde críticas


SANTO DOMINGO, RD.- La presidenta de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Miriam Germán Brito, dirigió una carta al procurador general Jean Rodríguez en la que le responsabilizó de “todos los insultos y descalificaciones” que, a su juicio, profirió la directora de la Procuraduría Especializada contra la Corrupción Administrativa (PEPCA), Laura Guerrero Pelletier, en contra de 15 jueces de la alta corte.

Le dijo, además, que para el Ministerio Público hubiera sido más honorable que en el improbable caso de que la Suprema hubiera elegido a un juez que no fuera Ortega, “hacer uso de la recusación que no es como ustedes dicen, un mecanismo de retardar procesos, sino una garantía que persiguen las partes (ustedes son una)”.

Dice que ambos actuaron con soberbia y  que hubiera sido más honorable que en caso de que no fuera elegido el magistrado Ortega Polanco para seguir en el caso,  hacer uso de la recusación, que no es como ellos señala un mecanismo para tardar el proceso.

Comunicado Integro:

Santo Domingo, DN

02 de julio  de 2018

Magistrado

Jean Alain Rodríguez Sánchez

Procurador General de la República

Su despacho.-

Honorable Procurador

Recientemente tres procesados del llamado caso Odebrecht interpusieron recusaciones en contra del Magistrado Francisco Ortega.

Y es a partir de ahí que de la boca de la Distinguida Señora Laura Guerrero Pelletier, sale un montón de descalificaciones para todos los Jueces de la Suprema Corte de Justicia.

Juez

Con sus expresiones, esa Distinguida Señora se comportó como sin el Magistrado Ortega fuera el único que garantiza que el proceso siga, no sé qué pensará este Magistrado, pero es un insulto que una parte presente a un Juez como proclive a decidir un proceso a su favor, eso no es justo con alguien que como Ortega obra con corrección y de cuya honorabilidad no tengo motivos para dudar.

A los otros quince Jueces se nos insultó, porque según sus decires la Distinguida Señora Guerrero Pelletier, no coloca como favorables a la “impunidad y a los procesados”.

Para ustedes hubiese sido más honorable que en el improbable caso de que la Suprema Corte de Justicia hubiere elegido a un Juez que no fuera el Magistrado Ortega, hacer uso de la recusación que no es como ustedes dicen un mecanismo de retardar procesos, sino una garantía que persigue que las partes (ustedes son una) tengan un Juez imparcial y ustedes son una parte nada más ni nada menos.

Usted y su subordinada prefirieron usar la soberbia, nos insultan a todos, y no a cualquier tribunal, a la Suprema Corte de Justicia, que no somos mejores que nadie pero al igual que cualquier otro tribunal estamos obligados a decidir con imparcialidad.

Ustedes creen que todo se resuelve poniendo una implacable presión mediática, eso a la larga no funciona, además de que no es aceptable, parece como si su propósito fuera crear una pugna que nos lleve a un mal de fondo.

Con la incontinencia verbal de quien jerárquicamente depende de usted y por tanto usted es responsable, ni siquiera reparó en que su accionar la colocaba como posible de violación de la Ley 6132.

De los imputados ustedes, sin mayores explicaciones, excluyeron ocho, porque no tenían pruebas, bien hecho, pero por más memoria que hago, no recuerdo ningún calificativo despectivo, ningún insulto por esa medida, emitido por nadie de la Suprema Corte de Justicia.

Es un abuso de ustedes descalificar quince Jueces a quienes señala como “proclives a los imputados y a la corrupción”.

Las veces en que he subido a estrados en este asunto, les pregunté si tenían algún reparo a mi presencia y callaron, están los audios.

Aunque usted diga que su expresión fue “Para mi el Juez confiable es la justicia”, usted es responsable de todos los insultos y descalificaciones de la Distinguida Señora Pelletier.

Supongo que se dividieron los papeles y a ella le tocó el más odioso: el que viola ley 6132.

Si no olvidamos las reglas de las instituciones ligadas al quehacer de la justicia, no hay súbditos, por tanto, ni usted, ni la distinguida Señora Laura Guerrero Pelletier tienen derecho a dirigirse a nosotros como si fuéramos sus súbditos entre cuyos deberes están el soportar insultos injustificados.

Si usted ponderara el efecto de los insultos de la Distinguida Señorsa Guerrero Pelletier, presentaría una excusa, pero eso no lo espero, la soberbia no permite este tipo de decisión.

Ustedes corren el riesgo de que sus insultos, algunos por encargo, sean vistos como una proyección de temores y falencias.

Si surge un malestar de fondo, lo crearon ustedes y eso es lamentable.

Sin otro particular, se despide,

Atentamente,

Miriam C. Germán Brito

Juez Presidenta de la Segunda Sala

Suprema Corte de Justicia

Con copia:

Magistrado

Mariano Germán Mejía

Presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial

Su despacho

Magistrada

Laura Guerrero Pelletier

Procuradora Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA)

Su despacho

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: