Marcha Aborto

Aborto confronta a católicos dominicano; Serrano apoya causales y obispos lo recriminan


SANTO DOMINGO.- Las declaraciones del sacerdote jesuita, Mario Serrano, y su apoyo decido a la marcha por la despenalización del aborto en las tres causales han causado revuelo en el seno de la iglesia católica, lo que ha provocado que varios obispos censuren su postura y aclaran que el religioso habla a título personal.

El obispo auxiliar de Santo Domingo Norte, Jesús Castro Marte, dijo que las declaraciones de Serrano son su opinión personal y que no responden al sentir de la iglesia católica y mucho menos de la orden de los jesuitas.

Serrano, quien pertenece a la orden de la Compañía de Jesús y está en la fronteriza provincia de Dajabón, difundió un video y varios mensajes en su cuenta de Twitter en los que mandaba a apoyar la marcha por la despenalización del aborto.

“Despenalizar el aborto en #3causales entiendo es una causa justa que apoyo y promuevo. Exijamos una legislación justa que tome en cuenta la VIDA. Dejemos que sean las mujeres quiénes lleven el liderazgo de la definición de este proceso”.

“Les animo a caminar junto a las mujeres por esta causa que entiendo es justa:

Masalle

Monseñor Víctor Masalles, obispo de Baní. (Archivo/Diario Libre)

“Caminar hoy por la despenalización del #Aborto3Causales está muy cerca del Jesús que ama, acompaña y no condena a las personas en situaciones extremas. Les acompaño con mis oraciones desde Dajabón”, escribió Serrano en su cuenta de Twitter.

“La postura del padre Mario Serrano es una postura personalista, de él como persona, pero no es una postura de la Compañía de Jesús, porque el mismo Papa Francisco pertenece a la Compañía de Jesús y es un gran defensor de la vida desde la concepción, expresó Castro Marte.

Yo pienso que el padre Mario Serrano debe reflexionar sobre lo que ha dicho y debe tratar de dejar de orientar porque eso no es un asunto criterio religioso, sino de la ciencia. Es decir, la ciencia está clara en que la vida comienza en la concesión. Una cosa es su criterio personal, pero no es criterio oficial de la iglesia, para no confundir a muchos católicos”, dijo Castro Marte.

El también rector de la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD) dijo entender que la orden de los Jesuita por lo menos deben llamarlo (a Serrano) y hablar con él sobre sus declaraciones y decir cuál es su postura sobre la vida.

También el obispo de Baní, Víctor Masalles, condenó el apoyo de Serrano a esa marcha y le dedicó su homilía de este domingo, donde habló de los pastores, los profetas y los falsos mensajes de los profetas y afirmó que desde la iglesia jamás debe escucharse una campaña que promueva el aborto.

“Hay un sacerdote jesuita que tuvo la cachaza de apoyar esa marcha y nadie le ha dicho nada y ahí en las redes la gente le está diciendo ¿pero cómo es posible? , y él decía que es una causa justa la de defender las causales del aborto”, manifestó Masalles.

Además, agregó: “Yo le escribí y le dije que yo estaba profundamente entristecido como pastor de escuchar a un sacerdote que fuera capaz de decir una cosa de esta, que me parecía que él estaba completamente desinformado del negocio que eso significa y de la justicia de cada una de las causales y del propósito de esa agenda, la desconoce totalmente y se vuelve un instrumento de esa causa, sin saberlo, queriendo defender la justicia, pero la justicia no es una justicia… sino la que viene de Dios y nunca un profeta puede defender una causa de muerte”, dijo Masalles en su homilía.

“Ese es un pobre desinformado, que Dios tenga piedad de él… Hay que tener mucho cuidado, porque así como hay profetas, hay falsos profetas o profetas que no están profetizando lo que Dios les está pidiendo”, agregó Masalles.

Miles marchan por despenalización del aborto en República Dominicana

Miles de personas marcharon ayer por las calles de Santo Domingo para exigir que el Congreso despenalice del aborto en ciertas circunstancias, tal como lo ha pedido el poder Ejecutivo.

República Dominicana es uno de los pocos países que prohíben de forma total la interrupción del embarazo y mantienen penas de cárcel a las mujeres que se practiquen un aborto y los médicos que las asistan, aunque rara vez se aplican.

Con pancartas con leyendas como “Por el derecho a la vida, salud sexual y reproductiva”, los manifestantes salieron de la sede del gremio médico y corearon consignas durante su recorrido hasta el Congreso Nacional. “Mi cuerpo es mío, yo soy la que paro, yo soy la que decido”, cantaban muchas de las mujeres que participaban en la marcha, a la que también asistieron legisladores de partido gobernante y de la oposición.

“Ya es hora de que este país se incluya dentro de aquellos que han despenalizado el aborto en alguna circunstancia”, dijo Milosis Liriano, vocera de una de las más 80 organizaciones que convocaron la marcha. Recordó que el Código Penal, que prohíbe toda forma de aborto, data de 1844 y el Congreso discute su eventual modernización.

A través de un comunicado que se leyó durante la protesta, las organizaciones que convocaron la marcha consideraron que la prohibición del aborto no impide que miles de mujeres interrumpan los embarazos de manera clandestina y en condiciones insalubres, poniendo en riesgo sus vidas.

Los manifestantes demandan que el Congreso bicameral incluya en la reforma al Código Penal, que ha estado en discusión durante los últimos 20 años, la despenalización del aborto cuando el embarazo ponga en peligro la vida de la mujer, en caso de violación o cuando el embrión sea inviable.

De acuerdo con una encuesta difundida recientemente por organizaciones de derechos humanos, 79% de la población está de acuerdo con la despenalización del aborto cuando se presente alguno de esos tres casos, conocidos popularmente como “las tres causales”.

La despenalización del denominado aborto terapéutico ya había sido aprobada en el Congreso por solicitud del presidente Danilo Medina en 2014 como parte de la reforma del Código Penal, pero poco antes de que entrara en vigencia fue anulada por la Tribunal Constitucional a solicitud de diversos grupos religiosos.

En los años siguientes, el Congreso ha aprobado en dos ocasiones el nuevo Código Penal, manteniendo la prohibición total del aborto, pero el Ejecutivo lo ha vetado.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: