Abinader dice nivel de corrupción de República Dominicana no lo tiene ningún otro país

SANTO DOMINGO. El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM) aseguró que para las elecciones generales de 2016 habrá una manifiesta polarización entre dos grandes corrientes políticas, una representada por el continuismo del despilfarro gubernamental, y la otra por un nuevo modelo de gobierno que, a su decir, garantiza el cambio, la equidad social, y la gestión honesta y eficiente de los bienes públicos.

“Esto quiere decir que en el 2016, los candidatos del PRM y de la alianza opositora representarán de nuevo la consigna “Vergüenza contra Dinero”, como lo hicieron Juan Bosch en 1962 y Antonio Guzmán en 1978, donde ambos recibieron el respaldo mayoritario del pueblo dominicano”, apuntó el licenciado Luis Abinader.

Expresó su orgullo por la manera cómo transcurrió la convención de esa entidad política, de la que dijo se llevó a cabo en todo el territorio nacional, municipio por municipio, con total disciplina.

Sobre la reciente alianza electoral acordada entre el partido de gobierno y el Revolucionario Dominicano, reiteró que se trata de un club de negocios donde los protagonistas pretenden repartirse el país como si fuera un pastel, dejando al pueblo las migajas, mientras ellos se sirven “con la cuchara grande”.

El candidato presidencial del PRM consideró que el presidente Danilo Medina y el Partido de la Liberación Dominicana han perdido la vergüenza con este tipo de acuerdos, y anunció que el PRM ya nombró una comisión que dará seguimiento a estos procesos que, a su juicio, no son más que técnicas para la repartición graciosa del patrimonio, conjuntamente con cargos electorales y gubernamentales, al margen de los procedimientos democráticos.

En este sentido, consideró que los niveles de corrupción a que se ha llegado en República Dominicana no los tiene ningún otro país e indicó que el reciente caso de Guatemala “no es nada”, con relación a lo que sucede actualmente en nuestra nación.

Lamentó el hecho de que una parte de la población parece ser insensible a los escándalos de corrupción gubernamental.

“Algunos dominicanos parecen estar inmunizados por el desorden y hay que protestar cuando se despilfarran los dineros del Estado. Hay gente indignada, pero hay que expresarlo de manera pública. Hasta que no se elimine la corrupción, los empleados públicos seguirán ganando salarios de miseria, hasta tanto no surja un gobierno que distribuya el presupuesto de manera consciente y equitativa”, sostuvo en declaraciones difundidas a través de una nota de prensa.

Reiteró que desde el PRM se hará frente a la impunidad con la denuncia diaria, a fin de que la gente cree conciencia de que eso le afecta al pueblo, porque debido a esta situación es que la seguridad ciudadana está por el suelo, no llegan medicinas a los hospitales y mucho menos se construyen caminos vecinales para que los productores puedan mercadear directamente la producción agropecuaria. “Es decir, la corrupción es el cáncer que no deja avanzar a los pueblos”, afirmó.

En tal virtud, manifestó que en un gobierno del PRM se actuará con ética y transparencia en el accionar del Estado, comenzando por la obligatoriedad de los funcionarios a presentar la declaración jurada de ley, al inicio y final de sus funciones.

Indicó que su programa de gobierno plantea aplicar otros mecanismos de control, “que están plasmados en la ley, pero que no se cumplen porque la justicia dominicana es totalmente dependiente del poder central, por tanto, un control del congreso facilitaría la selección de los aspirantes a la judicatura, a fin de garantizar la independencia de este poder del Estado. Ese es un compromiso del PRM, adecentar el sistema judicial nacional, con lo que se logrará, incluso, una mayor inversión extranjera, ya que por la parcialización e inequidad de la justicia, este tipo de inversión se ha reducido, lo que limita y detiene el desarrollo económico en el país”.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: