Jos Joaqu N Villamil

Economista anticipa dificultades en Puerto Rico por medidas de junta


San Juan, (PL) El economista José Joaquín Villamil anticipó que las medidas de austeridad que impulsa hoy la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), conducirán a Puerto Rico a una difícil recuperación.

‘Nadie pone en duda que medidas de austeridad fiscal son necesarias’, aclaró Villamil, quien considera que la JSF y sus asesores no han entendido que resulta posible hacerlo sin llevar al país a un deterioro institucional del cual le será muy difícil recuperarse.

Anotó que los fondos que el gobierno federal de Estados Unidos inyectará a Puerto Rico para su recuperación de la destrucción causada hace poco más de un año por el huracán María, ‘proveen un respiro momentáneo a la economía, pero la recuperación a mediano y largo plazo no dependerá de esos fondos’.

Puerto Rico se encuentra en bancarrota fiscal, con una deuda considerada impagable de 73 mil millones de dólares.

‘Si las medidas de austeridad destruyen o debilitan las instituciones claves del país, esa recuperación será muy difícil’, dijo el presidente de Estudios Técnicos en un artículo analítico en la revista Perspectivas, de la empresa que encabeza.

Reconoció que otras jurisdicciones lo han hecho, por lo cual no hay ninguna razón por la cual no se logre en Puerto Rico la austeridad fiscal y el estímulo económico.

Para el veterano economista puertorriqueño, el supuesto de que la legislación federal Promesa y la JSF de que, una vez saneadas las finanzas públicas, todo lo demás volverá a su lugar automáticamente y la economía y la sociedad se recuperarán.

Sin embargo, Villamil alertó que en ese supuesto no se considera ni el impacto en las instituciones del país ni los costos sociales que ha conllevado el recetario del FMI (Fondo Monetario Internacional) que, en el caso de Grecia, han sido extremadamente altos’.

Opinó que recuperarse de un colapso institucional es sumamente complejo, difícil, toma mucho tiempo, es muy costoso, y lo peor es que, en ocasiones no ocurre, como evidencian los casos de Haití y varios países en América Latina.

Villamil consideró que en las acciones de la Junta de Supervisión Fiscal establecida por Washington ha estado ausente una idea clara de qué tipo de sociedad resultará de su intervención.

‘Como esa visión no existe, las acciones se implantan basadas en un análisis muy limitado de la realidad y sin saber cual será el resultado, más allá de unos estimados de crecimiento en el PNB (Producto Nacional Bruto), balances fiscales o de arreglos con respecto a la deuda’, observó.

El economista subrayó que el problema con las actuaciones de la JSF es que muy bien pueden estar llevando a Puerto Rico a una desinstitucionalización de la cual será muy difícil recuperarse.

En este sentido puso de relieve la insistencia de la JSF en medidas presupuestarias específicas de cómo lograr el balance presupuestario de la estatal Universidad de Puerto Rico (UPR), lo que consideró un serio error que debilita la ya frágil institución académica, agudiza su proceso de deterioro y prolongará por años su recuperación.

Afirmó que los recortes que exige el organismo tendrán un impacto en la parte académica y harán muy difícil atraer personal de calidad.

El economista Villamil concluyó que por esa y otras intervenciones en aspectos internos de diversas entidades es que la Junta deja de ser de ‘supervisión’ y se convierte en una de ‘control’.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: