Urgen investigar las muertes de tres periodistas en una semana, en México


 

México.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) instó  al Gobierno de este pais , de Enrique Peña Nieto a indagar las muertes de tres periodistas en una semana, con lo que ya son nueve los comunicadores fallecidos en circunstancias violentas este año.

El último caso, señaló la SIP, es el del periodista Salvador Olmos García, , locutor de una radio comunitaria en Oaxaca, en el sur de México, quien murió en circunstancias que aún no han sido esclarecidas tras ser atropellado por policías.

Salvador Olmos García, de 27 años de edad, comerciante, periodista comunitario, luchador social, activista defensor de las tierras, cantante y pionero del movimiento anarcopunk en Huajuapan, fue encontrado gravemente lesionado en la colonia las Huertas, en esta ciudad.

Socorristas de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) fueron alertados por elementos de la Policía Municipal que en la calle Naranjos, sin número, en dicho asentamiento, se encontraba una persona seriamente herida, por lo que estos se aproximaron rápidamente a bordo de la ambulancia 06, de la delegación 020.

Al llegar, los paramédicos tuvieron a primera vista a un particular que se encontraba derribado en la orilla de la vía, enseguida le brindaron los primeros auxilios y lo subieron a la camilla.

Al ver que había sufrido lesiones en extremidades, cabeza y torso, decidieron trasladarlo al área de Urgencias del Hospital General de Huajuapan Pilar Sánchez Villavicencio, a fin de que recibiera la atención médica requerida.

Sin embargo, tras varios minutos de intentar salvarle la vida, los médicos informaron que “Chava”, como era conocido por amigos y familiares, había dejado de existir a consecuencia de presencia y acumulación de aire exterior o pulmonar en la cavidad de la pleura (neumotórax), fractura de húmero derecho y fractura de tabique.

Tras el fallecimiento de Salvador, quien también era conductor de la radio comunitaria Tuun Ñuu Savi, integrantes de esta frecuencia señalaron a elementos de la Policía Municipal de esta ciudad como los presuntos autores materiales e intelectuales. Aseguraron que Chava previamente fue retenido y luego atropellado por una patrulla oficial.

La SIP, con sede en Miami (EE.UU.), reiteró su “indignación por la ola de violencia que afecta al país y por el estado de desprotección que padecen los periodistas”.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, instó a las autoridades a “investigar de manera expedita, esclarecer y juzgar a los responsables de estos crímenes”.

La muerte de Olmos García, quien conducía el programa “Pitaya negra” de la radio comunitaria Tu un Ñuu Savi, se suma a las de Elpidio Ramos Zárate, ocurrida el pasado 19 de junio y Zamira Esther Bautista, al día siguiente.

Otros periodistas asesinados este año son Elpidio Ramos, Zamira Bautista, Manuel Torres, Francisco Pacheco, Moisés Dagdug Lutzow, Anabel Flores, Reinel Martínez y Marcos Hernández.

Paolillo recordó al Gobierno mexicano que “el asesinato de un periodista, y peor si sucumbe en la impunidad, no solo afecta a los familiares y a los colegas, sino también deja una nefasta huella en la comunidad y en los ciudadanos que se ven privados de recibir información”.

Ver:  Desaparecidos dos adolescentes dominicanos de El Bronx

La SIP denunció que la muerte de Olmos García está rodeada de versiones contradictorias.

Señaló que la radio donde trabajaba ha dado cobertura al conflicto del magisterio y a la violencia en Oaxaca y que ha denunciado actos de intimidación en su contra provenientes de policías federales.

México, entre los  países con más periodistas muertos y  desaparecidos

desaparecidos_mexico-580x329

Durante el 2015 este  pais  ocupó el  quinto lugar  a nivel  mundial debajo de Yemen, Sudan, Siria  y Francia. La posicion se debe a que México, desde el 2000, más de 102 periodistas fueron asesinados y 17  han  desparecido. Cerca  del  lugar de Mexico,  pero con  mejores  evaluaciones  estan  Malasia, Banglash , Camboya y Venezuela.

En la última década han desaparecido casi 30 mil personas en México

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) informó que el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas contabiliza a más de 28 mil 161 personas desaparecidas en México, desde el 2006 cuando inició la llamada “guerra contra el narcotráfico“.

“Hoy, personas sin militancia social o política están siendo víctimas de desaparición forzada; las causas y razones no son claras, ninguna autoridad ha podido dar una explicación, más de allá de los discursos negacionistas o estigmatizantes de las víctimas”, indicó el organismo en un análisis.

En el texto señalan que en México no existen investigaciones dedicadas a conocer la verdad sobre las víctimas de desapariciones forzadas y el contexto en el que ocurre este crimen, esto impide que “las instituciones puedan hacer frente y cumplir con sus obligaciones en materia de justicia”.

“Estamos convencidos que México debe instrumentar una política de justicia de transición de hechos violatorios de derechos humanos, así como un sistema nacional de búsqueda de personas desaparecidas como las víctimas lo exigen”, demanda el análisis de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

El organismo emprendió la campaña No Olvidamos, que durará tres meses y recibe apoyo financiero de la Unión Europea (UE), para informar sobre los alcances y consecuencias de la desaparición forzada en México, “dimensionando la realidad que muchos no han querido ver: su impunidad sistemática”.

El representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, señaló que las escasas acciones del Gobierno mexicano para enfrentar las desapariciones forzadas han fracasado.

Acotó que los organismos internacionales le han presentado a México más de 200 recomendaciones en materia de Derechos Humanos.

Sin embargo, “no hemos podido evitar que la desaparición de personas se haya convertido en este país en una situación aparentemente normal para muchas instituciones

El silencio, una opción ante las amenazas

Es un panorama desolador pero también realista de cómo se está haciendo la prensa en México. Muchos han optado por el silencio, por salir de sus comunidades, se localiza a niveles de libertad de expresión a la altura de entidades en guerra como Irak y Siria. En México vive técnicamente una democracia pero las cifras son iguales a las de naciones en Guerra.

Ver:  Ordenan retirar un millón de Samsung Galaxy Note 7

Las amenazas y los asesinatos por parte del crimen organizado y sobre todo, de las autoridades y gobiernos corruptos, son el pan de todos los días para el gremio periodístico, advierte el más reciente informe de Reporteros Sin Fronteras.

Este clima de miedo, junto a la impunidad que prevalece, genera autocensura y perjudica la libertad de la información.  Sigue la vergonzosa impunidad. Mientras no se ataque de fondo y no haya una decisión política de investigar y llevar a los tribunales a los autores, tanto materiales como intelectuales, eso va a seguir. Se sienten con todo el derecho de agredir a los periodistas, desde un insulto, golpes, hasta amenazas y muerte”

Mientras que China y Egipto encarcelan a periodistas en cifra record

Egipto es sólo superado por China como el país con la mayor cifra de periodistas encarcelados en 2015.  A escala global, la cifra de periodistas encarcelados por su labor informativa registró un declive moderado durante el año, pero unos pocos países continúan el empleo sistemático de las penas de cárcel para silenciar a las voces críticas.

La cifra de periodistas presos también disminuyó en Vietnam, pero en algunos casos la excarcelación trae consigo un elevado costo. La periodista Ta Phong Tan fue liberada tras cumplir tres años de una pena de 10 años de cárcel y debió viajar inmediatamente a Estados Unidos. En octubre de 2014, Nguyen Van Hai, colega de Tan encarcelado por su labor y junto con ella uno de los fundadores del Club de Periodistas Libres en 2007, también fue obligado a marcharse al exilio. Vietnam se mantiene como uno de los países del mundo donde existe la mayor censura.

Otro de los 10 países donde existe la mayor censura es Etiopía, que liberó a seis blogueros del colectivo Zone 9 en 2015, pero ellos denuncian que enfrentan restricciones para viajar. Por otra parte, entre los periodistas presos en Etiopía se encuentra el destacado columnista de medios digitales Eskinder Nega, quien cumple una pena de 18 años de cárcel por acusaciones de terrorismo, y Temesghen Desalegn, articulista de opinión a quien se le ha negado atención médica en prisión, según personas que lo han visitado.

Si bien las acusaciones de cometer delitos contra el Estado son las más empleadas para encerrar a periodistas, pues se han aplicado en el 55 % de los casos, el CPJ ha hallado la mayor proporción (25 %) en cinco años de acusaciones que son mera represalia –acusaciones arbitrarias e infundadas tales como la posesión de narcóticos o armas, el desvío de fondos o la agresión física. Dos casos de esta índole son el de Khadija Ismayilova, sentenciada a una pena de siete años y medio de cárcel en Azerbaiyán por los delitos de actividades de negocio ilícitas, evasión de impuestos, abuso de poder y desvío de fondos, en represalia por sus investigaciones en torno a denuncias de corrupción; y el de Azimjon Askarov, sentenciado a cadena perpetua en Kirguistán por presuntamente asesinar a un policía, en represalia por revelar actos ilícitos cometidos por la policía y fiscales.

Ver:  La Mega puntera y ESPN no despega

Otras tendencias y datos que se derivaron de las investigaciones del CPJ:

Si bien 28 países del mundo tenían a periodistas en las cárceles, en 10 de ellos solamente había un periodista preso. El análisis de 2015 refuerza el hallazgo del CPJ de que solamente unos pocos países practican sistemáticamente el encarcelamiento de periodistas.

Por segunda vez desde que en 1990 el CPJ comenzó a recopilar estadísticas de casos de periodistas presos, para el 1 de diciembre ningún periodista se encontraba encarcelado en las Américas por el ejercicio de la profesión. Lo mismo sucedió en 2011. Entre las causas se encuentran el cambio en la política del gobierno de Cuba de encarcelar regularmente a periodistas, la efectividad del sistema interamericano de derechos humanos y las campañas contra la despenalización de la difamación que han sido emprendidas por el CPJ y otras organizaciones. No obstante, los periodistas de las Américas siguen enfrentando numerosos desafíos.

Con 17 periodistas encarcelados, Eritrea mantuvo su condición de ser el país africano con la mayor cifra de periodistas presos en África subsahariana y de ser el peor abusador mundial del debido proceso. Ningún periodista eritreo preso que figura en la lista de casos del CPJ ha sido acusado en público de cometer un delito ni ha comparecido ante un tribunal para que se le someta a juicio. Seis periodistas que trabajaban para la emisora controlada por el gobierno Radio Bana fueron liberados a inicios de 2015, sin que se esclareciera el motivo.

El porcentaje de periodistas presos que trabajaban como periodistas freelance fue de 28 por ciento. Esa proporción ha disminuido sostenidamente desde 2011.

A escala mundial, 109 de los periodistas presos trabajaban para medios digitales, mientras que 83 trabajaban para medios impresos.

La cifra de periodistas presos aumentó en Bangladesh, Gambia, India y Arabia Saudita, además de China, Egipto y Turquía.

Dos países aparecieron en la relación de casos de 2015 sin haber tenido ningún caso de periodista preso en 2014: Turkmenistán y Emiratos Árabes Unidos.

El CPJ está al tanto de los casos de al menos dos periodistas presos cuyas familias han solicitado no divulgar su situación con la esperanza de conseguir su liberación mediante discretas negociaciones.

La lista de casos de periodistas presos solamente incluye a los periodistas encarcelados por las autoridades gubernamentales y excluye a los que han desaparecido o permanecen en cautiverio a manos de actores no estatales. (Estos casos, tales como el del periodista freelance estadounidense Austin Tice, se clasifican como “desaparecidos” o “secuestrados”). Por ejemplo, el CPJ calcula que al menos 40 periodistas están desaparecidos en el Medio Oriente y el Norte de África. Se cree que muchos de ellos son cautivos de grupos integristas como el Estado Islámico.

Continuará….

 

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: