El extraño caso de un templo que brotó del mar

La escasez de lluvias que sufre la región del istmo de Tehuantepec (Oaxaca, México) ha hecho emerger de la presa Benito Juárez, situada en el municipio de Jalapa del Marqués, un templo dominico construido de piedra y ladrillo, cuya construcción se remonta a mediados del siglo XVI, informa ‘El Universal’. Se estima que el nivel del agua en la presa ha bajado un 50% en los últimos años.

Actualmente se puede observar la parte superior de la vieja construcción, que comprende dos cúpulas unidas por una bóveda de cañón. El templo fue construido en la población conocida como Jalapa Viejo por los religiosos dominicos que planeaban evangelizar la región. En 1859 quedó en manos del Gobierno tras la ley de desamortización y la zona donde se asentaba el templo fue anegada en 1962 con motivo de la construcción de la presa, recuerda el portal RT en español..

Ciertos elementos del templo, como la cruz y el campanario, han sufrido daños, pero se puede contemplar la estructura, que se preservó. La última vez que se podía ser testigo de la emergencia del templo fue en 2008, siendo esta la tercera vez que el antiguo conjunto de iglesia, capilla y convento es visible.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: