Anuncios
La Incertidumbre Socava El Proceso De Paz En Colombia
Jennifer Moreno/Misión de Verificación de la ONU / Mesa de Reincorporacion de Antioquia en Vidrí.

La incertidumbre socava el proceso de paz en Colombia

La inseguridad, el resurgimiento de la violencia y el retraso en la reintegración económica y social de los ex combatientes son los principales desafíos de la aplicación del proceso de paz en Colombia, resalta un nuevo informe del Secretario General de la ONU.

“La transición de la reinserción temprana a la reincorporación sostenible todavía no ha concluido y esa incertidumbre sigue minando la confianza de los excombatientes en su reincorporación y en el propio proceso de paz”, asegura el informe de António Guterres sobre la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia

El Gobierno actualmente está instaurando algunas de las bases, en particular el marco jurídico para acceder a la propiedad de tierras, los estudios técnicos para la puesta en marcha de proyectos, y el reglamento financiero que permita que decenas de cooperativas creadas por los ex combatientes comiencen a funcionar.

“Es fundamental que en los próximos meses esas medidas se traduzcan en logros concretos en los espacios territoriales y en algunos de los nuevos asentamientos a los que se han trasladado muchos excombatientes”, expresa el reporte.

En los espacios territoriales hay más de cien iniciativas productivas creadas, ejecutadas y financiadas por ex combatientes a partir de sus asignaciones de reincorporación y sus subsidios mensuales. Sin embargo, Guterres señala que el mecanismo oficial establecido por el Acuerdo de Paz para generar y financiar proyectos ha sido ineficaz y solo ha entregado recursos a uno de esos proyectos.

Además, hay decenas de menores entre los desmovilizados que enfrentan obstáculos para su reincorporación debido a la obligación legal de tener un tutor adulto, y existe una falta de atención especializada y servicios adecuados para los hijos de ex miembros de las FARC-EP que viven en los espacios territoriales.

“Solo dos de los espacios territoriales poseen guarderías infantiles plenamente operativas. La Misión está trabajando con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y el UNICEF para mejorar sus condiciones de vida”, expresa el informe.

La violencia, el principal motivo de preocupación

El titular de la ONU explica además que sigue siendo preocupante el asesinato de ex combatientes fuera de los espacios territoriales y que, a pesar de que se ha mejorado la seguridad dentro de estos espacios, aún hay problemas técnicos y de coordinación.

Además, el resurgimiento de la violencia en varias zonas afectadas por el conflicto y la serie de asesinatos a líderes comunitarios y sociales son “el principal motivo de preocupación en la actualidad”, dice el Secretario General, quien acogió con beneplácito que el presidente, la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía hayan decidido otorgarles prioridad a estas cuestiones.

“Está surgiendo un claro consenso nacional que une a las instituciones y la sociedad civil colombianas en torno a la protección de la vida, el trabajo y las contribuciones de los líderes comunitarios y sociales, en particular los que promueven la sustitución de los cultivos de coca, la restitución de sus tierras y la protección de sus recursos y el medio ambiente”, afirmó.

Según Guterres, es posible que juzgar efectivamente a los autores materiales e intelectuales de los numerosos asesinatos cometidos en los últimos años sea la manera más eficaz de demostrar la determinación del país de acabar con la violencia.

El éxito consistiría además en la protección de la población en riesgo, la provisión de bienes y servicios junto con el despliegue de las fuerzas de seguridad para contrarrestar la influencia de los grupos armados ilegales y una respuesta institucional más sólida y coordinada y con más recursos a las alertas tempranas del Defensor del Pueblo.

Las elecciones más inclusivas en décadas
El informe, dirigido al Consejo de Seguridad, destaca que las elecciones legislativas del pasado once de marzo fueron un paso importante en la transición de las armas a la política por parte de las FARC y en la transición de Colombia del conflicto a la paz.

“Las cifras de participación confirman que fueron las elecciones más inclusivas que se hayan celebrado en decenios, lo que incrementa la legitimidad de los resultados electorales y es un ejemplo de cómo la paz beneficia a la democracia colombiana”, expresa Guterres, asegurando que las elecciones demostraron que los colombianos están dispuestos a aprovechar las oportunidades derivadas de la reducción generalizada de la violencia a raíz del proceso de paz.

A dos meses de las elecciones presenciales, el titular de la ONU exhortó a los partidos políticos participantes en los comicios a velar para que la violencia se reduzca aún más y se alcance un nuevo hito en la consolidación de la política pacífica e inclusiva.

El diálogo con el ELN y el futuro de la paz
Respecto al Ejército de Liberación Nacional (ELN), el informe asegura que la reanudación de las negociaciones entre el Gobierno y el ELN podría contribuir a las iniciativas generales de eliminación de la violencia y sus causas.

“Es de esperar que vaya acompañada de la remisión del conflicto. La agenda de las partes, anunciada recientemente, está equilibrada en cuanto a sus aspectos político, militar y de fomento de la confianza. Aguardo con interés su implementación efectiva”, expresa.

El titular de la ONU reiteró la solidaridad de la ONU con el pueblo colombiano y su apoyo en un momento histórico para el país, para América Latina y para el mundo entero.

Guterres dijo que la evolución de los acontecimientos en Colombia ilustra tanto los factores de éxito como la magnitud de las dificultades del paso de un cese al fuego y una dejación de las armas en el camino hacia superar una herencia profundamente arraigada de violencia, atajar las economías ilícitas que agravan la violencia y consolidar y sostener la paz llevando la gobernanza sensible, la seguridad y el desarrollo a las zonas del país tradicionalmente marginadas, cuyos ciudadanos han sido los más afectados por el conflicto.

“La Misión, el equipo de las Naciones Unidas en el país y el sistema de las ONU en conjunto están decididos a apoyar ese esfuerzo. En esta etapa tan crucial del proceso de paz de Colombia la comunidad internacional sigue siendo un asociado fundamental, así que la aliento a seguir prestando su pleno apoyo a esa empresa”, concluyó. (ONU Noticias)

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: