FAO aboga por combinar protección y productividad para reducir pobreza rural

Panamá,(EFE).-La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apuesta por combinar los programas de ayuda social con iniciativas productivas para reducir la pobreza rural en Latinoamérica, indicaron hoy a Efe directivos del organismo.

“Nos hemos dado cuenta de que cuando se logran coordinar los programas sociales con los programas productivos, la reducción de la pobreza es mucho mayor”, indicó en declaraciones a Efe el coordinador regional de FAO para Mesoamérica, Mario Castejón.

De ahí que este año el organismo internacional haya decidido dedicar el Día Mundial de la Alimentación, que se celebra mañana, al combate de la miseria en las zonas de campo con el lema “Protección social y agricultura para romper el ciclo de la pobreza rural”.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cerca del 73 % de la población mundial no tiene acceso a una protección social. La mayoría de estas personas vive en las zonas rurales de los países en desarrollo y depende de la agricultura como medio de vida.

Esta brecha se explica principalmente porque los sistemas de protección están “sectoralizados” y porque es “mucho más costoso” llegar a las zonas aisladas, apuntó el asesor de la FAO Luiz Carlos Beduschi.

Aunque, precisó, “la distinción entre la población urbana y la población rural en ocasiones se queda corta” porque en la mayoría de las ciudades de la región las personas que viven en los alrededores sufren la misma desatención que los que viven en el campo: falta de agua corriente, escuelas de mala calidad, insalubridad y escasa comunicación, entre otros.

En 2013, según FAO, al menos 146 países proporcionaron una o más formas de asistencia social, beneficiando a más de 1.000 millones de personas.

Beduschi puso como ejemplo en la región el programa Prospera que ha conseguido reducir en un 10 % la pobreza en México en un periodo de dos años.

También mencionó el Programa de Aquisição de Alimentos (PAA) en Brasil, mediante el cual se han comprado en diez años tres millones de toneladas de alimentos a más de 200.000 agricultores, fortaleciendo así la producción familiar. EFE

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: