El ritmo de relaciones Cuba-Estados Unidos depende del fin del embargo

NUEVA YORK, 29 de septiembre, 2015.-El presidente de Estados Unidos Barack Obama y el líder cubano Raúl Castro se reunieron este martes en la ONU para hablar cara a cara sobre el acercamiento entre los dos países. Se trata del segundo encuentro tras el anuncio de la normalización de sus relaciones bilaterales.

En conferencia de prensa el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba hizo un resumen del encuentro. “La reunión tuvo lugar en un clima respetuoso y constructivo”, dijo.

Bruno Rodríguez Parrilla aseguró que ambos mandatarios acordaron la necesidad de desarrollar una agenda que negociarán en los próximos meses y destacó las condiciones de las que dependerá el ritmo del proceso de normalización.

“No habrá normalización con bloqueo y no habrá progreso sustancial en el proceso de normalización sin cambios sustanciales en la aplicación del bloqueo”, señaló.

Otra condición prioritaria destacada por el ministro es la devolución del territorio ocupado por la base naval estadounidense de Guantánamo.

El año pasado, 188 Estados miembros de la ONU votaron a favor del levantamiento del embargo económico contra Cuba en la Asamblea General. Foto: ONU/Loey Felipe

El año pasado, 188 Estados miembros de la ONU votaron a favor del levantamiento del embargo económico contra Cuba en la Asamblea General. Foto: ONU/Loey Felipe

Mientras tanto, la delegación cubana seguirá presionando por el levantamiento del embargo mediante la presentación de una resolución ante la Asamblea General el 27 de octubre.

Pero a diferencia de otros años, en esta ocasión se especula sobre la posibilidad de que por primera vez EE.UU. pudiera abstenerse de la votación. Ante preguntas de los periodistas sobre cómo reaccionaría Cuba a esa votación, Rodríguez Parrilla prefirió mantener una postura de cautela.

“No imagino cómo se conducirá la delegación de EE.UU. Será obviamente una votación registrada. Ustedes conocen que el año pasado recibió el apoyo de 188 Estados miembros. Es un reclamo internacional de nuestra región que provoca aislamiento y descrédito a la política exterior de EE.UU.”, sostuvo el ministro.

A pesar de sus diferencias, Rodríguez Parrilla aseguró que los líderes encontraron puntos en común de cara a la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y la promoción de la salud pública, entre otros temas

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: