Marcelino Protesta

Criminalización de la protesta popular en Panamá


Panamá (PL) Lo que panameños llaman criminalización de la protesta está en el debate nacional tras la detención y multa a un jubilado que encaró al presidente del país, Juan Carlos Varela, destaca hoy un diario local.

El hecho que provocó la sanción se produjo durante una conmemoración patriótica en la central Villa de los Santos, el pasado sábado, al desfilar frente al palco donde se encontraba el mandatario junto a integrantes de la Federación Unitaria de la Clase Trabajadora (Fulcat), recordó la Estrella de Panamá.

En versiones contrapuestas, el sancionado señaló al medio que frente al gobernante gritó: ‘que me parta un rayo si tú no recibiste donaciones de Odebrecht’, en alusión a lo expresado públicamente en el pasado por su excorreligionario Ramón Fonseca, hasta entonces muy cercano colaborador.

Mientras el periódico reveló que el parte policial refirió que dijo: ‘usted es un delincuente… debiera estar preso en Coiba’, según el subcomisionado César Zambrano, ejecutivo de la Zona Séptima de Policía de Los Santos, frase que negó el imputado.

Ruiz es un jubilado de 67 años, sobreviviente de un envenenamiento masivo a personas de la tercera edad por un medicamento suministrado por la estatal Caja del Seguro Social, y en 1974 participó en las protestas populares en reclamo de la soberanía del Canal de Panamá, desde entonces se incorporó a la lucha social y asiste a los desfiles patrios gritando consignas.

El sindicalista Alejandro Young dijo al diario que, en el reciente desfile capitalino del 3 de noviembre, Fulcat también hizo protestas a pesar de que previamente el propio Varela les advirtió que no quería gritos de consignas, y adelantó que estarán con sus carteles en el acto central en una próxima celebración el 28 de noviembre en La Chorrera.

En la celebración de Los Santos también ocurrió un divorcio del Ejecutivo con las autoridades locales, por lo que hicieron palcos separados para presenciar el tradicional desfile de bandas y colegios, mientras que se creó una atmósfera enrarecida entre el presidente y el alcalde de la Villa, Eudocio Pérez.

Anteriormente otro enfrentamiento similar en la norteña Colón deslució una celebración relacionada con la independencia, cuando de forma inédita se duplicaron los actos oficiales.

‘No permitamos que una pequeña minoría que quiere llevar por el camino equivocado (a Colón), lo lleve. Le pido al pueblo colonense, se los suplico, abracen la paz y dense una oportunidad a ustedes mismos’, dijo Varela en su discurso por la fecha, en referencia a la duplicidad de agendas.

‘Presidente, usted nos ha hecho un desaire y no vino al Concejo a escuchar la voz de Colón. La corte de manzanillos (sic) que lo acompaña no le dice la mitad de lo que ocurre en Colón’, expresó el representante Samuel Bennett, en la sesión solemne del órgano municipal de gobierno.

‘La Policía interrumpió nuestro desfile a pesar de mostrarle la nota y otras constancias que formalizaron nuestra participación’, dijo a Prensa Latina Edgardo Voitier, vocero del Frente Amplio Colonense, sobre la prohibición a un nutrido grupo de lugareños, convocados por sindicatos y organizaciones sociales quienes intentaron incorporarse al desfile cívico.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: