Arrestan ex ministro de Rousseff vinculado al caso Petrobras


SAO PAULO.-La Policía Federal de Brasil arrestó este jueves (23) a Paulo Bernardo, ex ministro de los gobiernos de Dilma Rousseff y Lula da Silva, y realizó un allanamiento en la sede central del Partido de los Trabajadores (PT), en São Paulo, en el marco de un operativo que investiga un esquema de corrupción usado para abastecer la caja del PT.

La Justicia dictó la prisión preventiva para Bernardo, que está sospechado de haber recibido hasta R$ 7 millones (US$ 1,9 millones) en calidad de sobornos.

Bernardo, quien fue ministro de Planificación y de Comunicaciones en los gobiernos del PT por cerca de 10 años, fue detenido en Brasilia. Estaba con su mujer, la senadora Gleisi Hoffmann (PT-PR). La casa de ambos en Curitiba también fue allanada.

Ver:  CNDH pide a los candidatos establecer propuestas sobre derechos humanos

En el marco de la misma operación, la Policía trasladó a Carlos Gabas, ex ministro de Previsión Social de Lula y de Aviación Civil de Rousseff, para que preste declaración. Una vez que termine de declarar, será liberado, confirmaron las autoridades.

También fue ordenada la prisión preventiva del abogado Guilherme Gonçalves, que actuó en las campañas de Gleise Hoffmann. Gonçalves está en Portugal y se presentará ante la policía ni bien llegue a Brasil, afirmó su abogado. La Policía Federal también realizó allanamientos en su oficina.

Ver:  La oposición dominicana enfila sus cañones hacia el control de los municipios

En la sede del PT, en São Paulo, militantes hicieron una protesta, acusaron a la Policía Federal de perseguir al partido y extendieron un cartel con la imagen de Eduardo Cunha, el suspendido presidente del Congreso, con las frases “chau ladrón” y la pregunta “¿y Temer?”.

Los abogados del partido ya fueron llamados por el PT para acompañar toda la operación. El presidente nacional del PT, Rui Falcão, estaba en Brasilia y volverá este jueves a São Paulo.

El operativo, un desdoblamiento de la operación Lava Jato, apunta a buscar pruebas de una trama de sobornos en el Ministerio de Planificación, que estuvo a cargo de Bernardo durante la época del PT.

Ver:  Versión sexual del padrenuestro enoja a católicos españoles

En un comunicado, la policía indico que allanó 40 lugares en cinco estados diferentes, buscó detener a 11 personas y cumplió con 14 mandatos de conducción coercitiva, cuando se lleva a una persona a declarar por la fuerza ante las autoridades.

Los investigados deberán responder por los delitos de tráfico de influencia, corrupción activa, corrupción pasiva, lavado de dinero y asociación ilícita, con penas de 2 a 12 años de prisión.

La defensa de Paulo Bernardo afirmó que el pedido de prisión contra su cliente es ilegal y que el ex ministro no estuvo involucrado en irregularidades (Folha de Sao Paulo).

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: