Anuncios
Merenguero

Policia tras las pistas de delincuentes que acuchillaron de gravedad Merenguero Mala Fe

NUEVA YORK.-Recibir cinco puñaladas en la cabeza, espalda y el torso, y vivir para contarlo es realmente un asunto de muy buena suerte. Esa es la realidad que vive actualmente el merenguero dominicano Mala Fe, quien se recupera en su hogar tras ser dado de alta del hospital el domingo donde recibió 48 puntos sutura, luego que fuera ingresados tras el ataque que sufrió el pasado sábado en el Alto Manhattan.

Javier Gutiérrez, como se llama el cantante, fue atacado por un grupo de seis pandilleros luego de bajarse de su auto para revisar los daños que le habían causado al vehículo al tirarle varios objetos. El incidente sucedió alrededor de las 8 p.m., en las proximidades de la calle 180 y Audubon Ave., en Washington Heights.

Este lunes en la tarde el concejal que representa a esa área, Ydanis Rodríguez, se juntó a otros funcionarios electos y líderes vecinales para pedirle a la Ciudad que tomen medidas específicas en respuesta a la violencia de pandillas que está afectando a todas las comunidades en Nueva York.

Rodríguez, quien también es dominicano, exigió al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), que arreste a los responsables del ataque y se haga justicia para Mala Fe.

“El impacto de la violencia es costoso y nuestras familias no pueden vivir con miedo. La Ciudad y todas las comunidades deben unirse para reducir esta violencia sin sentido y hacer más por nuestros jóvenes para evitar que se unan a esas pandillas crueles”, indicó un comunicado de la oficina del concejal.

Detalles del ataque indican que uno de los pandilleros le tiró un objeto al auto del cantante y le rompieron el parabrisas. Cuando Gutiérrez se bajó a revisar los sucedido, se involucró en una discusión con la persona que atacó su auto, y fue allí cuando asaltado salvajemente, y de sorpresa, por otros cinco miembros del grupo.

Mala Fe, de 43 años, iba con un amigo rumbo a una fiesta en la que tenía previsto cantar. Su compañero resultó ileso.

El NYPD aunque apresó a uno de los agresores sigue tras la pista de seis de los pandilleros. Y pide ayuda para dar con los sospechosos, llame de manera confidencial al número de la Policía: (800) 577-TIPS.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: