Beto Cueva

Beto Cuevas: “De qué sirve hacer canciones para uno, si la gente no las va a escuchar”


SANTO DOMINGO.-Y a propósito del interesante año de Beto, hablamos del remix del éxito de Mentira, junto Ana Torroja, el cual formará parte de su próximo disco que saldrá a la luz para marzo de 2019.

Además, nos adelantó que su segundo tema a promocionar- inédito- se titula Rosas en el lodo y lo interpreta junto a la talentosa Catalina García, vocalista del grupo colombiano Monsieur Periné. Este nuevo hijo musical será una mezcolanza de canciones de clásicos de su carrera, -en una versión distinta-, junto a un repertorio musical de temas inéditos. ¿Cuándo lo veremos en escenario dominicano? En diciembre estará en Quisqueya, aunque aún no se sabe fecha exacta, aseguró que está ultimando detalles para un gran concierto.

OH!MAGAZINE: ¿QUÉ HA SIGNIFICADO EL REGRABAR EL ÉXITO DE “MENTIRA” ?
B.C
: Pasaron 18 años desde que la grabé y se instaló en el corazón de todo el mundo. Suficiente tiempo, a mi gusto, para que le hiciera un cambio de ropa, en una nueva versión. Y qué mejor que acompañado de la increíble voz de Ana Torroja.

OH!MAGAZINE: ¿CUÁL FUE LA CONEXIÓN QUE TE HIZO ELEGIR A ANA TORROJA?
B.C
: Siempre me gustó la música de Mecano- su grupo anteriory cuando empezamos a pensar a quién podíamos invitar para ciertas canciones, supimos que lo que queríamos hacer era muy parecido a esos temas de Mecano. Junto a mi manager decidimos contactarla, y ella aceptó. Fue maravilloso compartir con un talento como ella y saber que le gustaba el tema. Es más natural la química, cuando sabes que al otro le gusta lo que graba.

OH!MAGAZINE: DIFÍCIL PREGUNTA, ¿CUÁL VERSIÓN TE GUSTA MÁS?
B.C
: A mí me gustan las dos. Son versiones muy diferentes: la original es una versión brutal y en su momento muy moderna. Esta última, más adaptada a mi presente artístico. Me gustan las dos, pero en este momento lo único que tengo en mi corazón y vida, es esta última.

OH!MAGAZINE: ME LLAMÓ MUCHO LA ATENCIÓN LO ARTÍSTICO DEL MATERIAL AUDIOVISUAL.
B.C
: La idea original era experimentar las sensaciones de la canción. Un tema que habla de una persona que sale de su cuerpo y ve desde fuera lo que pasa con su vida, todo su medio. Le pasé la idea que tenía a nivel de imagen (vengo desde hace tiempo haciendo video con imágenes sobrepuestas) a mi gran amigo Gustavo Garzón -director del video original-. Lo que logró fue maravilloso, sin duda uno de los mejores videos de su vida.

OH!MAGAZINE:HABLANDO DE ARTES, ¿EN QUÉ ESTÁ EN LA ACTUALIDAD TU FACETA DE ARTISTA PLÁSTICO?
B.C
: Es un lado que la gente desconoce de mí, pero que pronto va a conocer. De hecho, desde que terminemos esta entrevista, comenzaré a pintar un cuadro. A ese nivel creativo estoy, no puedo dejar de producir.

OH!MAGAZINE: NO SIEMPRE LOS ARTISTAS TIENEN ESE BOSQUEJO ANTES DE PINTAR. PERO, ¿QUÉ HAY EN TU CORAZÓN AHORA QUE OBLIGATORIAMENTE TIENES QUE EXPRESAR EN ESE LIENZO?
B.C
: Estoy en un estado de ánimo muy bueno. Hay un sol brillante fuera, estoy en una buena temperatura; quiero expresarme en colores y texturas. En la medida que vaya viendo las textura sobreponiéndose (quizás un poco abstracta), como si fuese un trabajo de arqueología, pero en lugar de quitar capas, poniendo…así va saliendo todo. Me encanta trabajar de esa manera, he estado viendo mucho arte, inspirándome mucho para crear algo completamente nuevo.

OH!MAGAZINE: LA MAYORÍA DE LOS ARTISTAS PLÁSTICOS NUNCA SABEN CUÁNDO TERMINAN UN CUADRO. EN EL CASO DE UNA CANCIÓN SE INVOLUCRAN OTRAS PERSONAS… PERO INDEPENDIENTEMENTE, ¿CUÁL TE CUESTA MÁS TERMINAR?
B.C
: (Risas) ¡Qué buena pregunta! Las canciones también cuestan terminarlas. Lo que me he dado cuenta es que uno, al principio, crea una canción y la comienza a grabar y va poniendo capaz y capaz de sonido. Y después cuando vives con ellas, empiezas a sacar lo que no va siendo necesario, y es ahí cuando vas llegando al final de la canción. En el caso del cuadro, el corazón te lo va diciendo… Al final te vas dando cuenta que la esencia de lo más sencillo, es realmente donde radica el arte.

OH!MAGAZINE: ¿CUÁL ES MÁS EXIGENTE: EL BETO MÚSICO O EL ARTISTA PLÁSTICO? B.C: Ambos. Ambos son muy amigos y se pasan notas entre sí. Son muy críticos y están constantemente desafiándose para ser más críticos.

OH!MAGAZINE: ¿EXPOSICIÓN EN CAMINO?
B.C
: Tengo suficiente obra para armar algo interesante. Pero estoy ahora dándole oportunidad a esta nueva racha de inspiración para ver lo que sale, y dependiendo de lo que salga, ya armar toda la torta para la exposición.

OH!MAGAZINE: Y A NIVEL MUSICAL, ¿QUÉ VIENE?
B.C
: A mediado y largo plazo la idea es seguir creciendo y haciendo canciones. Estoy explorando mi capacidad de hacer canciones desde el corazón, que lleguen al corazón de la gente. Y eso no quiere decir que no hago canciones para mí, pero de qué sirve hacer canciones para uno, que la gente no la va a escuchar. Al final uno se convierte en una voz para la gente. Si pasan tantas cosas en el mundo que conmueven, tanta falta de respeto a los derechos humanos y tantas cosas que tiene uno como artista la responsabilidad de denunciar. Quiero ser una voz para todo el mundo a través de mi arte, y ojalá lograr el que la gente sepa lo orgánico de mi obra musical o pictórica.

OH!MAGAZINE: MENCIONASTE ALGO MUY IMPORTANTE. AL FINAL LOS ARTISTAS CREAN CONTENIDOS PARA AGRADAR A UN PÚBLICO. HEMOS VISTO MUCHOS CASOS DE ARTISTAS QUE SE VEN AL BORDE DE LA DEPRESIÓN (KATTY PERRY, SELENA GÓMEZ). ¿HASTA QUÉ PUNTO ES IMPORTANTE PARA TI TENER ESA SUPERACEPTACIÓN MEDIÁTICA Y DEL PÚBLICO?
B.C
: Es una gran pregunta para todos los artistas. Creo que el ejemplo que pones, han sido casos de artistas que en un tiempo relativamente corto, se han vuelto muy famosas. La fama, a veces, no te permite poner los pies sobre la tierra y volver a hacer humilde. Si después de 10 años de éxito, escribes una canción que resulta no ser tan exitosa, y estás al borde del suicidio… creo que es falta de humildad. Por eso siempre hay que recordarse, que cuando uno está al borde de la cima, arriba, está mucho más cerca de la bajada. E igualmente cuando uno está muy abajo, tiene que tener la fe de hacer las cosas de corazón porque, también estás mucho más cerca de la subida. Es un asunto de aplicar un poco de filosofía y reconocer que en esos momentos bajos, es cuando uno aprende. Porque es el momento para valorar lo grande que se ha logrado, y uno debe siempre de verlo. La vida no es de éxitos para todo momento, hay situaciones difíciles donde tienes que reforzarte con humildad.

OH!MAGAZINE: ¿ CUÁL HA SIDO ESA CLAVE PARA MANTENER LOS PIES EN LA TIERRA? B.C: No existe una fórmula. También he pasado momentos difíciles cuando las cosas no han funcionado. Pero en mi caso la clave ha sido ser sano, no hacer lo que hacen todos (se aíslan y drogan). He entendido que la felicidad se puede vivir y sentir dándole lo mejor a tu cuerpo. Porque si tu cuerpo está sano, tu espíritu también lo estará. Lo demás es meditar, saber escuchar a la gente que te quiere; saber perdonar y saber pedir perdón. Cosas que se aprenden en el camino, tomarse la vida con cierta filosofía.

OH!MAGAZINE: ESPERO QUE TODA ESTA BUENA ENERGÍA QUEDEN PLASMADOS EN EL CUADRO QUE AHORA VAS A PINTAR…
B.C
: Claro que sí, así será (risas).

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: