Anuncios

Especulación al estilo americano

Por Luis Alfredo Collado.-Los especuladores son iguales en todas partes. No importa que hagan sus operaciones voraces en naciones industrializadas y desarrolladas o en el tercer mundo. También es similar la indiferencia de las entidades gubernamentales ante los abusos que cometen los comerciantes en perjuicio de los consumidores.

Cuando el barril de petróleo subía sin control alcanzando el precio record de $147.25 dólares, se incrementaron los precios de los artículos de primera necesidad y los pasajes aéreos, con la excusa del alza de los combustibles y el costo del transporte.

En los Estados Unidos, los especuladores no solo elevaron los precios sino que engañaron a los consumidores, quitándole onzas y dejándole la envoltura igual.

Daily finance, reportó que a los siguientes artículos le rebajaron el volumen y los dejaron en su envoltura o envase de tamaño original. Estos son: Cereales de Kellogg, Snickers, Tropicana, Haagen-Dazs, Atún de pollo, Papas fritas Frito Lay, Doritos, Tostitos y Fritos, galletas saladas, los productos de Hershey, servilletas Bounty y Heinz Ketchup. Son ejemplos mínimos, del resto se usted se entera cuando tome el carrito de un supermercado.

Ante esta práctica ninguna entidad ha salido a defender los consumidores. Los precios siguen como antes, pero el tema parece que está prohibido. Aquí nadie habla de inflación y especulación. La gente se queja y sufre cuando va a la bodega o al supermercado.

Los precios de los artículos de primera necesidad y los pasajes aéreos, siguen iguales que cuando el petróleo se cotizaba a $147.25 dólares. Para esta época de finales del 2015, el barril de crudo ha bajado inesperadamente. Llegando a cotizarse el Brent a $40.05, el WTI  a $37.81, la OPEP a $35.85 y el de Venezuela a $31.24,  y nadie sale en defensa de los consumidores.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: