Mets le ganan a los Dodgers y avanzan a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cachorros

LOS ÁNGELES — Daniel Murphy y los Mets de Nueva York pillaron dormidos a los Dodgers de Los Ángeles, y con viveza y garra avanzaron a una Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cachorros de Chicago.

Murphy se robó una tercera base desguarnecida y anotó la carrera del empate, y luego pegó el jonrón para la ventaja definitiva ante Zack Greinke, catapultando a los Mets de Nueva York al triunfo el jueves por 3-2 ante los Dodgers en el decisivo quinto juego de la Serie Divisional.

Luego de sobrevivir ante los ases Clayton Kershaw y Greinke, los Mets intenterán alcanzar su primera Serie Mundial desde 2000.

“Algo sale mal y sabemos reaccionar”, declaró Terry Collins, el piloto de 66 años de los Mets, que dirige en la postemporada por primera vez. “Así ha sido todo el año. Un enorme corazón”.

“Vaya victoria de equipo”, añadió Murphy. “Se siente como que cada uno aportó un granito de arena en esta”.

Luego que Jeurys Familia ponchó a Howie Kendrick para el último out, los Mets se congregaron en el montículo para brincar y fundirse en abrazos. No tardaron en ataviarse con camisetas de color negro y empezaron a saludaron a un pequeño grupo de fanáticos del equipo que coreaban el grito de guerra: “Let’s go Mets!”

Nueva York perdía 2-1 cuando los Dodgers decidieron desplazar a tres infielders al extremo derecho y no dejaron a nadie cerca de con el zurdo Lucas Duda al bate. Cuando Duda recibió el boleto en cuenta de 3-1, Murphy salió trotando a segunda y seguido salió a toda marcha hacia tercera.

El torpedero novato Corey Seager, el infielder que estaba más cerca, se encontraba en segunda.

“Fue caminando tranquilo a segunda, confiando que nadie pidiera tiempo porque iba a quedar como un idiota si alguien pedía tiempo y yo corriendo hacia tercera”, relató Murphy. “No estaba seguro quién era el encargado de cubrir, pero no había nadie”.

No tenía que preocuparse. Llegó sin apuros y anotó tras el elevado de sacrificio de Travis d’Arnaud.

“Una jugada increíble y que cambió el rumbo del juego”, comentó David Wright, el capitán de los Mets.

Murphy solo se había robado dos bases en la temporada regular: “No soy el más veloz corriendo, pero fui lo suficiente en esta”, señaló.

El doble por banda contraria de Murphy en el primero trajo la primera carrera del juego. Murphy jonroneó en el sexto para el 3-2 definitivo en la pizarra, desapareciendo un pitcheo de 93 millas por horas en las gradas del bosque derecho.

Murphy bateó tres hits ante Greinke. El segunda base –agente libre al final de la campaña– acabó con promedio de .333 en la serie, con tres jonrones contra Greinke y Kershaw.

“Daniel fue un out imposible durante toda la serie”, comentó el manager de los Dodgers Don Mattingly. “Sabe batearle a la recta de cualquiera”.

Jacob deGrom permitió corredores en cinco de sus seis innings, pero solo pudieron anotarle dos carreras, producto de sencillos remolcadores de Justin Turner y Andre Ethier que adelantaron 2-1 a los Dodgers en el primero.

Noah Syndergaard se encargó del séptimo, mientras que el dominicano Familia completó el primer rescate de seis outs de su carrera.

Nueva York deberá enfocarse de inmediato para enfrentar a los Cachorros. La serie de campeonato, a partir del sábado en el Citi Field, será el primer cruce de postemporada entre los equipos. Matt Harvey abrirá por los Mets contra Jon Lester.

DeGrom (2-0), el Novato del Año de la temporada de 2014 con su pelo larguísimo, ponchó a siete con tres boletos para ganar por segunda vez de visita en la serie.

El novato Syndergaard debutó como relevista en las mayores, dominando en el séptimo. Familia retiró al emergente Chase Utley, quien se ganó el desprecio de los Mets por su barrida que le fracturó la pierna a Rubén Tejada en el segundo juego, con un elevado al abrir el noveno.

Pese a una nómina récord de 289 millones de dólares, los Dodgers siguen sin un título de la Serie Mundial desde 1988.

“Tenemos un buen equipo”, afirmó el primera base Adrián González. “Solo que necesitamos seguir trabajando”.

Greinke (1-1) toleró tres carreras y seis hits en seis innings y dos tercios. El derecho, líder de las mayores con su efectividad de 1.66, ponchó a nueve con un boleto.

En el 27mo aniversario del jonrón de Kirk Gibson en la Serie Mundial, Los Ángeles desaprovechó muchas oportunidades: de 11-0 con corredores en posiciones de anotar tras el sencillo de Ethier en el primero.

“No hay palabras para describir lo uno siente ahora”, dijo Mattingly, quien podría quedarse sin empleo tras su más reciente fracaso en la postemporada.

Cuando un reportero le preguntó sobre su futuro, Mattingly respondió cortante: “En serio, ¿me vas a preguntar sobre eso ahora?”.

Los ??ngeles no pudo capitalizar con dos corredores en circulación tanto en el segundo como en el tercero. Luego que Turner abrió el tercero con un doble, Ethier falló con un elevado al izquierdo.

Ethier regresó a la cueva y empezó a gritarle a Mattingly mientras al mismo se distanciaba del piloto. Los gritos siguieron.

“Estaba enojado con algo que cantó el umpirte”, explicó Mattingly. “Yo trataba de calmarlo”.

Por los Mets, el cubano Yoenis Céspedes de 4-0. El dominicano Juan Lagares de 1-1. El venezolano Wilmer Flores de 3-1.

Por los Dodgers, el mexicano Adrián González de 3-1, una anotada. El cubano Yasmani Grandal de 2-0. El puertorriqueño Enrique Hernández de 3-0./Beth Harris / Associated Press |

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: