Medallas
Medalla olímpica para Corea

Medalla olímpica para Corea, ya ganó


COREA.-En estos días se están realizando en Pyeongchang, Corea del Sur, los Juegos Olímpicos de Invierno, que entre otras particularidades reciben a 22 atletas de Corea del Norte, que aunque no habían clasificados para competir, fueron aceptados por el Comité Olímpico Internacional tras un acuerdo entre los gobiernos ubicados a ambos lados del paralelo 38 de la península de Corea.

El pasado 9 de enero se reunieron en Pyongyang representantes de ambos gobiernos y acordaron, entre otras cosas, restablecer su línea telefónica militar directa, abandonada durante casi dos años, para mejorar la comunicación entre las Fuerzas Armadas de los dos países, que técnicamente siguen en guerra, y, en un nuevo paso de la ‘diplomacia deportiva’ a la que es tan adepto Kim Jong-un, se acordó que Corea del Norte enviara una delegación de alto nivel, una delegación del Comité Olímpico Nacional, atletas, seguidores, artistas, observadores, un equipo de demostración de taekwondo y periodistas a los Juegos Olímpicos a desarrollarse en su homóloga del Sur.

Ver:  Equipo de fútbol venezolano varado en Panamá tras la ruptura de relación entre ambos países

Un mes después de la reunión, finalmente se inauguraron los citados juegos donde las delegaciones coreanas desfilaron juntas por cuarta vez en su historia ya que ya había ocurrido algo similar en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, Atenas 2004 y en Turín 2006, y demás la delegación del norte estuvo encabezada por Kim Yo-Jong, hermana de Kim Jong-un, lo que fue un hecho extraordinario puesto que es la primera vez en que un representante de la la familia Kim visita el sur.

Si los juegos olímpicos fueron establecidos en la antigüedad, entre otras cosas, como un periodo de tregua, se puede afirmar que los XXIII Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en la ciudad surcoreana de Pyeongchang han cumplido su función con creces. Los gestos y el diálogo abierto al máximo nivel en apenas unas horas entre representantes de la dictadura del Norte y la democracia del Sur eran impensables pocas semanas atrás.

Pero un par de apretones de mano y unas sonrisas protocolarias ante los fotógrafos no pueden conducir automáticamente al optimismo. Ha acertado el surcoreano Moon Jae-in al añadir la coletilla “cuando se den las condiciones” en su respuesta positiva a la invitación realizada para visitar Corea del Norte. A ambos países les separa mucho más que la frontera más militarizada del mundo: también los conceptos de libertad individual, democracia y paz, junto con la visión del papel que Corea debe jugar en el mundo.

Ver:  Neymar afirma que estará descansado al comienzo del Mundial

Corea del Norte no es solamente una de las dictaduras más opresivas, sino también peligrosamente agresiva y con unas amenazas respaldadas por las armas nucleares. En todo caso Corea del Sur se ha colgado una medalla al lograr rebajar de forma drástica el nivel de enfrentamiento dialéctico con Pyongyang al que se ha mostrado tan aficionado Donald Trump. Para eso sirven los Juegos.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: