Espana Mundial 2

España gana su grupo a los tumbos y jugará con Rusia


RUSIA.- Pocas veces el primer lugar en un grupo de la Copa Mundial tuvo un sabor tan agridulce.

Cuando todo apuntaba a que España quedaba segunda y enfrentaría a la crecida Uruguay en los octavos de final, un gol de Iago Aspas en tiempo de descuento contra Marruecos combinado con otro de Irán, también en la prórroga, ante Portugal, dejaron a los españoles primeros en el Grupo B, con Rusia en el horizonte.

Uruguay será el rival de Portugal, que finalizó segundo.

España ganó el grupo al empatar ayer 2-2 con Marruecos, en un partido en el que estuvo dos veces abajo en el marcador ante un equipo ya eliminado. Lució desdibujada y mostró enormes agujeros en la defensa.

Portugal tenía el primer lugar hasta pasados los 90 minutos, pero los goles en las prórrogas — ambos con intervención del videoarbitraje—dejaron a España al tope del grupo. Españoles y portugueses quedaron empatados en puntos (5) y saldo de goles (más uno), pero España marcó un tanto más.

Marruecos cosechó su primer punto y terminó último, detrás de Irán, que sumó cuatro.

España sorteó la primera ronda con un triunfo ante Irán y empates con Portugal y Marruecos.

Marruecos estuvo dos veces arriba en el marcador. Khalid Boutaib dejó mudo al estadio de Kaliningrado al anotar a los 13 minutos aprovechando una desinteligencia entre Andrés Iniesta y Sergio Ramos y Youssef En Nesyri marcó el segundo de cabeza a diez minutos del final. Los goles españoles fueron obra de Isco a los 18 y el de Aspas en el alargue.

Los españoles pasaron varios sustos ante un Marruecos ya eliminado, que venía de perder sus dos partidos pero dejó la vida en la cancha. Enmarañó el encuentro con juego brusco y pudo haber anotado más goles ante una España desenchufada, que controló el balón pero no hizo daño en el área contraria y dio libertades en su defensa.

“Tenemos que hacer autocrítica. Este no es el camino, no podemos conceder tanto”, declaró el técnico de España Fernando Hierro. “Lo bueno y lo malo del partido lo hemos hecho nosotros. Cada ocasión que nos generan nos crean peligro o gol. Si queremos llegar donde soñamos, tenemos que ajustar los pequeños detalles en los que fallamos”.

Marruecos golpeó primero. Antes de que se cumpliese el cuarto de hora, Iniesta hizo un pase corto a Sergio Ramos en el mediocampo. Ramos dudó, pensando que su compañero seguiría con la pelota, y Boutaib aprovechó el desencuentro para robar el balón e iniciar una larga galopada hasta el área contraria, donde venció a David de Gea en el mano a mano.

Boutaib casi aumenta en otra acción solitaria, tras un saque lateral largo que encontró dormida a la zaga española. Nuevamente se encontró mano a mano con de Gea, pero esta vez salió ganando el portero.

Y en el segundo tiempo Noureddine Amrabat estrelló un remate en un ángulo antes de que En Nesyri, que acababa de ingresar, anotase el segundo tras ganarle en el salto a Ramos en un tiro de esquina.

“Nos hubiera encantado ganarle a España. A eso vinimos”, afirmó el técnico de Marruecos Herve Renard. “Merecemos reconocimiento. Nos faltó experiencia, pero demostramos que podemos jugar de igual a igual con dos de los mejores equipos del mundo, Portugal y España”.

“Esta Copa fue un momento mágico para nosotros”, agregó.

España insistió demasiado en atacar por la izquierda, donde Iniesta e Isco hicieron de las suyas. Iniesta tuvo varios desbordes buenos y uno de ellos dio lugar al gol de Isco. Sus compañeros, sin embargo, fallaron varias veces en la definición y el goleador Diego Costa pasó inadvertido.

Thiago Alcándara y David Silva, por su parte, casi no participaron del juego en la franja derecha.

Parecía que España caía derrotada y quedaba segunda, hasta que Marruecos perdió las marcas y Aspas selló el empate definitivo con un taconazo sin que nadie lo marcase en el medio del área. Su gol fue convalidado por el VAR.

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: