Equipo dominicano ahogado en la Serie del Caribe

Primera Plana.-Neftalí Soto sacó ocho jonrones durante todo el Derby de Cuadrangulares del pasado miércoles en la Serie del Caribe; sin embargo, ninguno de esos batazos tuvo tanto significado como el que en la madrugada de este viernes el boricua conectó, pues no sólo le dio a los Cangrejeros de Santurce un triunfo de 2 carreras por 1 sobre los Leones del Escogido, de República Dominicana, en 14 entradas, sino que además los catapultó a las semifinales del clásico de febrero.

El inicialista, que ligó de 6-3 y sólo le faltó el doble para la escalera, remolcó las dos carreras de su equipo, una en el noveno, con un triple que igualó la pizarra, y después sacó la pelota cinco innings después para hacer sonar cañonazos en el Estadio Quisqueya, Juan Marichal, y de seguro en la isla del encanto.

Y es que por poco más de 5 horas y media, los boricuas y dominicanos se enfrascaron en un duelo monticular y de estrategia, en el que el pitcheo tomó protagonismo. César Valdez, por los melenudos, y Mario Santiago por los crustáceos, iniciaron el partido y cada uno brillo desde su esquina. El primero maniató a la toletería de borinquen, que venía de fabricar 13 anotaciones frente a Cuba el día anterior, por siete entradas, en las que le recetó seis ponches y sólo les permitió trío de inatrapables.

El segundo por su lado, en cinco entradas, esparció igual número de hits, con trío de guillotinados, y el único daño que recibió llegó en el quinto capítulo, cuando Jimmy Paredes le sacó la pelota, para así darle a los quisqueyanos su tercer bambinazo colectivo de la serie.

Después de la salida de ambos serpentineros, el relevo se encargó de mantener el tono del juego; no obstante, cuando ya Escogido se aprestaba a asegurar su primer triunfo del torneo, Soto se encargó de mandar el partido a entradas extras con su tribey impulsor de Juan Silva, quien con dos outs –y como emergente-, despachó un doble frente al grandeliga Rafael Soriano.

Por las siguientes cinco entradas, cada uno de los equipos atacó infructuosamente y no fue hasta ese inning 14 en el que Puerto Rico dar el batazo de oro que les permitió lograr su segundo éxito de la serie.

Ahora los Leones del Escogido, con registro de 0-3 dependen del resultado de este viernes en la noche contra Cuba para conocer si siguen o no en carrera por revalidar el título que en disfrutaron por última vez en 2012.

El pitcher ganador fue Fernando Cruz y Wirfin Obispo cargó con la derrota.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: