Anuncios
Caribenas 3

Caribeñas reaccionan a tiempo y obligan decisivo partido

SANTO DOMINGO, RD.- El sexteto de las Caribeñas extendió a un decisivo quinto partido la serie final del torneo de la Liga de Voleibol Superior del Distrito Nacional, al vencer ayer en un maratónico y agónico choque al conjunto de Cristo Rey.

Las Caribeñas evitaron un retorno en la serie y al mismo tiempo un regreso espectacular en este encuentro de un joven y aguerrido equipo de Cristo Rey que no cedió un ápice en los tres últimos sets del encuentro, tras perder los dos primeros 25-14 y 25-17.

Después de una recuperación total de sus rivales que le permitió ganar los parciales tres y cuarto con anotación 25-23 y 27-25, las Caribeñas se las arreglaron para imponerse en el game decisivo 16-16 y llevarse una victoria 3-2 que le dio el boleto al choque decisivo.

El quinto y último encuentro se disputará el domingo a partir de las 4:00 de la tarde en el pabellón Ricardo -Gioriver- Arias, escenario del torneo dedicado a la Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina, y que se juega en opción a la Copa Ciudad de Santo Domingo. El partido de hoy viernes fue presenciado por el ministro de Deportes, licenciado Danilo Díaz y el alcalde de la ciudad de Santo Domingo, David Collado.

El set que definió la victoria no pudo ser más cerrado que los dos anteriores donde Cristo Rey regresó de considerables desventajas para forzar el decisivo.

Pero Lisvel Eve Mejía y Annerys Vargas Valdez, las heroínas de las Caribeñas en todo el partido, se encargaron de poner el orden y mantener a su equipo a flote, tras dejar escarpar ventajas de 4-1 y 14-11.

Una mala recepción de la reservista Ana Ligia Fabián, quien jugó un gran partido, tras un saque de Vargas Valdez, definió el set y la victoria del equipo dirigido por Cristian Cruz. Camil Domínguez selló el triunfo bloqueando la pelota que Fabián envió directamente a la red.

Cuatro ataques seguidos de Eve Mejía y un bloqueo combinado con Vargas Valdez dieron a las Caribeñas un rally 5-2 y la ventaja 14-11 y cuando todo parecía definido, Cristo Rey volvió a la vida con tres puntos seguidos para igualar la pizarra a 14. Priscilla Rivera logró entonces el tanto del desempate con un ataque efectivo por la banda, seguido de la mala recepción de Fabián que decretó el triunfo.

Lisvel protagonizó el ataque ganador con 25 puntos, Priscilla la escoltó con 21, Annerys produjo 17 y Vielka Peralta 10, además de ocho tantos para Cándida Arias.

Por Cristo Rey sobresalieron Marianne Fersola con 17, Marifranchi Rodríguez y Madeline Guillén fabricaron 12 cada una, Gaila González sólo tuvo 11 en una pésima noche y Ana Ligia terminó con 10 en el encuentro que tuvo una duración de 2 horas y 38 minutos.

El primer juego de la final lo habían ganado las Caribeñas 25-22, 23-25, 25-22 y 25-17. Cristo Rey se repuso para vencer en los dos siguientes, primero 25-22, 17-25, 25-23 y 25-20, y el pasado miércoles con sets de 25-23, 25-21, 17-25, 25-18.

Desarrollo del partido

Las Caribeñas consiguieron con facilidad un primer set que dominaron de punta a punta, a base de un efectivo bloqueo de Vargas Valdez, el despiadado ataque de Eve Mejía, Priscilla y la propia Valdez, combinado con un juego errático en recepción, ataque y servicio de Cristo Rey.

Las Caribeñas ganaron los dos tiempos técnicos 8-3 y 16-10 y terminaron con un rally 9-3 para llevarse el set, que se definió cuando la atacante de Cristo Rey, Gaila González, envió un remate fuera de la cancha.

Las dirigidas por Cristian Cruz ganaban 10-4 cuando Cristo Rey tuvo su primera y única reacción del parcial y con un rally 4-0 se pegaron peligrosamente.

Un tiempo solicitado por Cruz para reagrupar su tropa surtió los efectos y las Caribeñas volvieron a recuperar los cuatro puntos para ensanchar la ventaja a 14-8 que no tuvo retorno para Cristo Rey, a pesar de que su técnico Wilson Sánchez introdujo a cancha a la veterana acomodadora Juana González y a la opuesta Ana Ligia Fabián.

Cristo Rey salió delante 1-0 en el segundo game, pero las Caribeñas volvieron a exhibir un mayor poderío y con una corrida 5-1 sacaron una ventaja que jamás volvió a estar en peligro, a pesar de una reacción de sus rivales consiguiendo cinco puntos sucesivos cuando perdían 12-4. Llegaron a colocarse por dos puntos (12-14) con González repartiendo el juego.

Eve Mejía tuvo siete ataques efectivos de ocho realizados en el set, Vargas Valdez siguió siendo efectiva en ataque y bloqueo y el servicio de las Caribeñas siguió mermando la capacidad del recibo de Cristo Rey, situación que imposibilitó que la principal atacante del equipo, Gaila, pudiera involucrarse en la ofensiva.

Remates seguidos de Peralta y Arias dieron los puntos 24 y 25 a las Caribeñas. Cristo Rey también cometió muchos errores no forzados, mayormente en el servicio al dejar cuatro en la red o enviarlos fuera de la cancha, misma cantidad botada en el primer parcial.

Cristo Rey evitó la ‘zurra’ en el tercer set cuando elevó el nivel de su juego, mejoró la recepción y su ataque se vio superior con las centrales Marifranchi, Fersola y el valioso aporte ofensivo de Ana Ligia, abriendo en el sexteto en lugar de Erika Asencio.

Sin embargo, tuvo que sudar para vencer 25-23 a un equipo de las Caribeñas que mantuvo su mismo nivel de juego todo el trayecto. Cristo Rey ganó los dos tiempos técnicos, por primera vez en el juego, 8-7 y 16-14. Fersola metió el punto de set con un ataque por el centro sobre una bola rápida colocada por Yokaty Pérez. Los dos equipos pelearon cada punto, cada posesión y la ventaja más amplia la sacó Cristo Rey cuando colocó la pizarra 20-17.

Empató las acciones a dos con un espectacular regreso después que perdían el parcial 7-12. Una agigantada Marifranchi atacando y bloqueando, auxiliada nuevamente por Fersola, Ana Ligia y Madeline Guillén facilitó el regreso de Cristo Rey para ganar el set 27-25.

Guillén logró el punto de la ventaja 26-25 y Marifranchi el tanto para ganar el parcial al bloquear un balón que suavemente intentó cruzar Peralta.

El campeonato lo organiza la Asociación de Voleibol del Distrito Nacional (Asovodina), que preside Angel Rivas, y tiene el respaldo de la Alcaldía capitalina, BanReservas, Sporter, Ministerio de Deportes, Juancito Sports, Claro, La Sirena, Coopegás, Bomba Nativa, Óptica López, Norceca, Molten, Gatorade, Instituto Nacional de Aguas Potable y Alcantarillados (Inapa), CDEEE, Errea y el Plan Social de la Presidencia, entre otras instituciones públicas y empresas privadas

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: