Anuncios
Pastillas Vih

Fármacos para el Parkinson causan trastornos del control de impulsos

PARIS.-La mitad de los pacientes tratados con terapia de reemplazo de la dopamina para el Parkinson desarrolló trastornos del control de los impulsos (TCI), como los atracones con la comida, las conductas sexuales compulsivas o la adicción a las compras y el juego de azar, de acuerdo con un estudio realizado en Francia.

“Al conocer la elevada frecuencia de estos efectos adversos y la relación acumulativa con la dosis, la principal recomendación es supervisar cuidadosamente los TCI durante el curso del Parkinson”, dijo el autor principal, doctor Jean-Christophe Corvol, del Instituto de TCI, Cerebro y Columna del Hospital Pitie-Salpetriere en París.

“Nos sorprendió la muy alta tasa de pacientes con Parkinson que desarrollaron TCI durante el seguimiento”, agregó.

En Neurology, su equipo publica los resultados del estudio sobre una cohorte multicéntrica de 411 pacientes con Parkinson durante cinco años o menos; se los evaluó anualmente, de manera presencial, otros cinco años.

Tenían 62,3 años, en promedio; el 40,6 por ciento era mujer. A los 3,3 años, el 86,6 por ciento había utilizado un agonista de los receptores de la dopamina (ARD) por lo menos una vez. En los 306 pacientes sin TCI basal, la incidencia acumulativa de TCI a cinco años era del 46,1 por ciento, comparado con el 51,5 por ciento en los que alguna vez habían utilizado un ARD y el 12,4 por ciento de los que nunca lo habían hecho.

La prevalencia de los TCI pasó del 19,7 al 32,8 por ciento en cinco años y los TCI estuvieron asociados con el uso de un ARD.

La dosis diaria promedio y la duración del tratamiento estuvieron independientemente asociadas con los TCI. La relación dosis-efecto era significativa; el uso de pramipexol y ropinirol estuvo asociado con el riesgo más alto.

La mitad de los TCI desapareció al año de haber suspendido el ARD. El equipo no halló una relación potente con el uso de levodopa.

Entre las limitaciones del estudio, el equipo señaló la potencial sobrestimación de la tasa de ocurrencia, quizás por la edad relativamente baja de los participantes; las personas más jóvenes son más propensas a usar ARD y a desarrollar TCI.

Déjanos tu comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: