09311859 Xl

El sarampión activa las alarmas en el mundo


El sarampión, una enfermedad evitable, sin embargo potencialmente mortal, está resurgiendo en países como Venezuela, Ucrania y Madagascar, pero también en un suburbio de Nueva York, debido a un retroceso de la vacunación en los países ricos y a una falta de acceso en los pobres.

¿Qué es el sarampión?

Es una enfermedad viral extremadamente contagiosa, más que el Ébola o la gripe, y por la que no existe un tratamiento curativo.

Afecta sobre todo a los niños, pero no solamente. El virus se propaga cuando los enfermos tosen o estornudan y permanece activo durante dos horas.

Las autoridades sanitarias mundiales insisten en la importancia de la vacuna, a nivel individual, pero también colectivo: una cobertura elevada (95 % de la población) protege a las personas que no pueden ser vacunadas debido sobre todo a un sistema inmunitario débil.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, en inglés) dieron la alarma ante el recrudecimiento del sarampión.

La OMS registró un aumento de 50 % de los casos señalados el año pasado respecto a 2017, que dejaron 136 000 muertos en el mundo. Hasta 2016, la enfermedad estaba en retroceso.

Según Unicef, 98 países señalaron un aumento del número de casos en 2018. Diez, entre ellos Ucrania, Brasil y Francia, son responsables de tres cuartas partes del aumento total.

Desconfianza basada en estudio falso –

En los países ricos, este aumento se atribuye principalmente a un aumento de la desconfianza hacia las vacunas en general y en particular la MMR, que cubre el sarampión, las paperas y la rubéola.

Los antivacunas se apoyan en una publicación de 1998 que relacionaba esta vacuna con el autismo. Sin embargo, quedó establecido que su autor, el británico Andrew Wakefield, había falsificado los resultados y varios estudios mostraron a posteriori que la vacuna no aumentaba el riesgo de autismo.

“Es muy irritante ver que para el sarampión tenemos los medios para prevenirlo, pero no los utilizamos lo suficiente”, declaró a la agencia francesa AFP Françoise Barré-Sinoussi, premio Nobel de Medicina de 2008 por el codescubrimiento del virus del Sida. En su caso, una vacuna contra el sida representaría el Grial que desde hace décadas persigue la comunidad científica. (HispanTV)

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: