Medico Guatemala
De 2016 a 2017, hubo una reducción en la atención en radioterapia (46 por ciento), mamografías (27 por ciento) y papanicolau (10,9 por ciento), siendo quimioterapia el único renglón que mantuvo un alza \"lógica\", por el aumento anual de potenciales pacientes, del 9,2 por ciento. EFE/Archivo (Foto:EFE )

Dimiten 42 médicos del Instituto de Cancerología guatemalteco


GUATEMALA.-La Asamblea de Médicos Especialistas del Instituto de Cancerología de Guatemala anunció hoy la renuncia de 42 médicos en protesta contra las autoridades de la junta directiva de la institución, a las que calificaron como “autoritarias”, “prepotentes” y responsables de una “mala gestión”.
Los médicos explicaron que la dimisión será de forma condicionada, pues darán 15 días a los doctores Vicky de Falla y Javier Figuroa, presidenta y vicepresidente de la Liga Nacional Contra el Cáncer, respectivamente, para que dejen sus cargos. También exigen la creación de una mesa técnica para revisar los estatutos creados hace 60 años y que la Presidencia de Guatemala intervenga la institución.
El subjefe de Radioterapia y miembro del Consejo Médico del Instituto, Miguel Ángel Ortega, indicó durante una conferencia de prensa realizada en el auditorio del Instituto de Cancerología que el movimiento tomó esta decisión “por la destrucción a la atención al cliente”, producto del “mal manejo” de una junta directiva “autoritaria”.
Ortega mencionó que ha habido una disminución “dramática” en la atención a los pacientes, que en “un 40 por ciento no completa el tratamiento y en un 24,7 por ciento no lo inicia”, esto pese a que ha habido un incremento de casos de cáncer en Guatemala de unos 10.500 a 25.000 por año. De 2016 a 2017, hubo una reducción en la atención en radioterapia (46 por ciento), mamografías (27 por ciento) y papanicolau (10,9 por ciento), siendo quimioterapia el único renglón que mantuvo un alza “lógica”, por el aumento anual de potenciales pacientes, del 9,2 por ciento.
Además, Ortega reveló que hubo una reducción de las camas, que pasaron de 121 en 2015 a 84 en 2016, y que ahora deben atender un aumento de ocupación de 42,3 por ciento a 49,4 por ciento de nuevos pacientes que se sumaron el último año, que superan las 3.000 personas. Esta situación “no es sostenible para cualquier institución hospitalaria”, sostuvo, para luego acusar a De Falla y Figueroa de ser los responsables del deterioro en fases esenciales como la recaudación de fondos, la mala imagen y la imposibilidad de que ingresen instituciones privadas o incluso del Estado a participar en el proceso.
“Mantenernos aislados y enfrascados no nos está llevando a un buen rumbo, ni al paciente a un buen fin”, concluyó tras apuntar que la presidenta no es una especialista en la materia ni en administración, sino únicamente una médica general. Por su parte, el especialista Rodolfo Samayoa sostuvo que no quisieran “perjudicar al paciente”.
“Estamos haciendo lo mejor por ellos y, al contrario, es la junta directiva, que está aquí ad honórem, la que debe retirarse”, apuntó. Recordó que previo a tomar la decisión de renunciar en bloque, hubo una mesa de diálogo entre las partes que lideró el procurador de los Derechos Humanos, la cual, de cualquier forma, no llegó a un acuerdo por la “nula flexibilidad” de los directivos. “La Junta Directiva podrá decir que la Liga Contra el Cáncer es una entidad privada, que los medicamentos se han encarecido y que es más difícil pagar para el paciente, sí, pero no dan lugar a cambiar las reglas creadas hace 60 años, que ya no son compatibles con la realidad”, explicó Eduardo Garsousi, uno de los especialistas del Instituto.
Tras cinco años de una directiva “cerrada”, los médicos buscarán que esta medida haga eco en la Presidencia y logre una intervención del Instituto para “renovar” los esfuerzos y lograr atender “dignamente” a los pacientes con cáncer en el país.
EFE

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: