¿Qué es el fidget spinner?

Su nombre es ‘fidget spinner’ y aunque no es un videojuego o una aplicación para el celular, tiene fascinados a muchos niños en países como Estados Unidos y Reino Unido.

Girar, girar y girar… Eso es de lo que trata este simple y pequeño juguete.

La versión más común de este sencillo dispositivo tiene tres puntas con un centro giratorio cada una, y a su vez rota a gran velocidad sobre un eje que se sostiene con la mano.

Sus diversos colores y figuras los hacen crear atractivos efectos visuales. Incluso los hay que brillan en la oscuridad.

Y como es de esperarse, poseer el fidget spinner más novedoso es motivo de popularidad en las escuelas y parques.

Pero este juguete ni siquiera es nuevo: fue inventado hace un par de décadas y su propósito era ayudar a niños con autismo o trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) con la ansiedad.

De hecho, las cajas de estos juguetes lo promocionan así, como un producto infantil contra el estrés.

En sitios como YouTube, los vlogueros acumulan millones de visitas a sus videos de trucos, y los sitios de ventas en línea ofrecen fidget spinners cada vez más novedosos y caros.

Mientras que la mayoría cuesta un par de dólares, algunos ya superan los US$1.000.

Entonces, ¿por qué este casi inofensivo juguete está causado problemas en muchas ciudades?
Con sus efectos visuales y la habilidad que requieren para girarlos, los fidget spinners fueron pensados para relajar a los niños con problemas como autismo y TDAH.

Pero recientemente, el dispositivo recetado por especialistas pasó a ser el juguete más deseado de los niños que lo llevan a todos lados, incluso a las escuelas de muchas ciudades de EE.UU. y Reino Unido.

“De ser algo utilizado para que los niños dejen de estar inquietos, se ha convertido en un juguete de patio”, dice a la BBC una profesora de Escocia, Danielle Timmons.

Pero para la consejera escolar Jennifer Horns, de Estados Unidos, se han vuelto un problema insoportable, como explicó a la cadena de radio pública NPR.

“Los estudiantes siempre están sosteniendo el spinner en la mano y lo giran, usualmente en las mesas, y los niños lo mueven en el aire. Lo tratan de girar sobre sus narices y codos y tratan de jugar con él en todos lados… Es bastante molesto”, dijo Horns.

Las dos posturas son una muestra del debate creciente que está generando el uso de los fidget spinners, entre quienes lo ven como un juguete que ayuda a mejorar la concentración de los niños, y otros que lo rechazan por generar desorden.

En una escuela de Henderson, Nevada (EE.UU.), la semana pasada los padres de familia recibieron una carta en la que se les pedía no permitir que sus hijos fueran a clases con estos juguetes.”Se han convertido en una gran distracción y molestia en los salones de clase”, dice la carta que amenaza con confiscarlos y no devolverlos sino hasta el final del año escolar, según reportó la agencia EFE.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: