Rio Yaque 1

El 60% de las industrias y negocios sigue contaminando al Yaque del Norte


SANTIAGO, RD.-Apenas el 40 por ciento de las empresas que contaminan al río Yaque del Norte, entre estas de zona franca, restaurantes, supermercados, clínicas, polleras, procesadoras de alimentos, comida rápida, talleres de mecánica, embutidoras, reposterías, tenerías y negocios que ofrecen mantenimiento de vehículos, son monitoreadas de manera permanente en Santiago de los Caballeros.

Al restante 60 por ciento que contamina a sus anchas y de manera indiscriminada, se suman unas ocho cañadas que tras largos recorridos por barrios y municipios de la provincia, recogen de otros afluentes aguas no tratadas y que finalmente son depositadas en el cauce del río.

Varios estudios indican que alrededor de 30 cañadas con altos grados de contaminación, desembocan directa e indirectamente en el río Yaque del Norte, con el agravante de que, en cada una de estas, se han desarrollado barrios marginados que acogen a dominicanos y haitianos, quienes lanzan todo tipo desperdicios a las mismas.

En respuesta a una de las preguntas que formuláramos en un cuestionario que sometimos a la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), la entidad afirma que ha denunciado “en innúmeras ocasiones y salvo honrosas excepciones, que las hay, que todas las empresas ubicadas en las márgenes del rio Yaque del Norte continúan contaminando y degradando el ecosistema hídrico más importante de la República Dominicana”.

Y a seguidas se queja amargamente: “Pareciera como si 18 años de entrada en vigencia la Ley 64-00, no haya servido de mucho, por no decir de nada. Esto explica de alguna manera la falta de autoridad con capacidad de aplicar correctamente la ley y la ausencia de un régimen de consecuencia que sanciones a la altura de la circunstancia a los violadores que siguen ya no alegando ignorancia de la ley, sino apostando a la debilidad de las autoridades”, afirma la entidad.

“Algunas de las empresas ubicadas en las riberas han instalado plantas de tratamientos de efluentes para evitar la contaminación, pero no tenemos la certeza de que estas operan con apego a la ley, y si algún organismo competente fiscaliza y certifica que sus operaciones son amigables con el medio ambiente y cumplen con los requisitos y estándares de calidad que garantizan su confiabilidad”, aclara la entidad.

En la actualidad solo funciona en la ciudad un programa permanente que cuenta con laboratorio propio, administrado por la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), pero que solo monitorea las descargas del 40 por ciento de las empresas antes de que lleguen al sistema de alcantarillado sanitario.

El control de los vertidos directos que salen del ámbito de CORAASAN, hechos a cañadas, arroyos y ríos, son responsabilidad del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, pero no se conoce que el organismo tenga en marcha algún programa para esos casos que, en definitiva, representan la gran mayoría de los contaminantes que dañan al Yaque del Norte.

El programa vigente penaliza a las empresas y negocios bajo monitoreo, siempre que el grado comprobado de contaminación se salga de los parámetros de vertido y los límites máximos requeridos. Las multas se agregan a las facturas normales por los servicios que ofrece CORAASAN.

Yaque A 3

Uno de los componentes más preocupantes de esta situación tiene que ver con el hecho de que, de los nueve municipios que integran la provincia de Santiago, solo el cabecera y Tamboril disponen de sistemas de alcantarillado sanitario. La realidad agrega el preocupante componente de la contaminación de las aguas subterráneas, en vista de que los siete municipios restantes se manejan con pozos sépticos.

Este complicado panorama hace que el paso por Santiago represente para el río Yaque del Norte la expresión más crítica del estado de agonía que inicia en su Cuenca Alta, situación que tiene su origen en las despiadadas descargas de aguas residuales sin tratar y desechos sólidos, arrogados a su cauce sin miramiento alguno.

En la Ciudad Corazón el Yaque se reduce a un vergonzoso reservorio de desechos químicos e industriales, aguas negras, basura, platicos, escombros y cadáveres de animales, lo que da vida a un espectáculo dantesco que amenaza la existencia de esta la más importante fuente acuífera de República Dominicana.

El tétrico cuadro conjuga una diversidad de componentes que ameritan respuestas integrales y sostenidas en el tiempo. Y es que más de un millón de personas drena sus aguas residuales en el cauce del río, a parte de los vertidos directos e indirectos de decenas de empresas de todos los géneros.

Quienes contaminan al Yaque del Norte?

Dada la dificultad que encontramos para que se nos proporcione la identidad de las empresas que en la actualidad violan la ley de Medio Ambiente y continúan haciendo vertidos contaminantes directos a las márgenes del río, el Centinela Digital se acogió a la ley de Acceso a la Información pública, esperanzado en obtener respuestas valederas.

En lo que dichas respuestas nos son ofrecidas, se nos pidió una prórroga, nos acogemos mientras tanto a los señalamientos de SOECI, a estudios que aunque hechos hace algunos años en gran medida siguen vigentes y a la relación de las empresas contaminantes que el propio Medio Ambiente revelara en el año 2010.

Ante el requerimiento que le hiciéramos a SOECI respecto a que se nos ofrecieran los nombres de las empresas que contaminan al Yaque, la entidad respondió de esta manera: “Por el momento preferimos no mencionar nombre de las empresas contaminantes en razón de que con frecuencia entran y salen de operación una y otra, y no sería conveniente mencionar algunas que ya no están, u omitir otras que si están con lo cual podríamos generar una situación que pudiese interpretarse como animadversión”.

En el Plan Cuenca, que elaborara CORAASAN con la asistencia del Plan Estratégico de Santiago, se indica que varias industrias contribuyen con la contaminación del Rio Yaque y de estas se han clasificado aquellas que se encuentran en las márgenes de ríos y arroyos, así como otras alejadas pero que también inciden en la contaminación de los recursos hídricos y fluviales”.

“En el margen del Rio Yaque del Norte se identifican aproximadamente seis industrias contaminantes en el entorno inmediato, indirectamente son muchas más las que contaminan sus arroyos afluentes”, afirma.

En la próxima entrega ofreceremos los nombres de esas empresas y nos referiremos a las soluciones que, para encarar la triste realidad del Yaque del Norte en Santiago, formulan la Comisión Presidencial, el Plan Cuenca, la SOECI y otros organismos públicos y privados.

Por Perfecto Martínez

Periodista académico con más de 35 años de ejercicio profesional en los diferentes medios de comunicación del país. Es escritor, autor y coautor de varias obras, gremialista de larga data.

perfecto.martinez@yahoo.com

 

 

Déjanos tu comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: