La NASA planea traer un trozo de Marte a la Tierra

Durante el último año hemos estado muy pendientes de las novedades que han ido surgiendo alrededor del próximo Rover que NASA pretende enviar a Marte en 2020. En julio del 2014 ya te adelantábamos en este mismo blog las intenciones de la Agencia espacial estadounidense de lanzar un gemelo del Curiosity con el objetivo de buscar rastros de vida en el planeta rojo. Un poco más tarde, en marzo de este mismo 2015, una colaboración entre MIT y NASA añadía un nuevo elemento a esa posible misión: se llama MOXIE y en resumidas cuentas es una máquina capaz de generar oxígeno, e incluso electricidad, en previsión de una visita tripulada en el futuro.

Ahora, y gracias a Eureka, el blog del astrofísico Daniel Marín, nos enteramos de que la misión del Rover 2020 incluye también un elaborado plan para recoger las muestras obtenidas por el vehículo y traerlas de vuelta a la Tierra.
Cuando anunciamos la misión del Rover 2020 ya adelantábamos que una de sus principales tareas sería seleccionar muestras y almacenarlas en una especie de cilindros en donde quedarían a la espera de ser recogidas… lo que no sabíamos era cómo pensaba la NASA traer de vuelta esos cilindros. Pues bien, parece que este misterio comienza a desvelarse.

Así serán los cilindros que guardará las muestras

La idea lleva por nombre SRM, Sample Return Mission, esto es Misión de retorno de las muestras, y además del Rover 2020 se incluyen otras dos fases que solo puedo calificar como sorprendentes.
Primero tendríamos una sonda llamada SRO (Sample Return Orbiter) que se quedaría en órbita marciana con el objetivo de recoger y traernos las muestras a la Tierra.

Recreación artística del SRL lanzando las muestras desde la superficie

Recreackón artística-del-SRL-lanzando-las-muestras-desde-la-superficie. Fuente NASA

Recreackón artística-del-SRL-lanzando-las-muestras-desde-la-superficie. Fuente NASA

Y como segundo plato tendríamos otra sonda, en este caso SRL (Sample Retrieval and Launch) que sería la encargada de recoger las muestras obtenidas por el Rover 2020 y lanzarlas a la órbita de la SRO donde serían recogidas por la sonda en órbita y enviadas de vuelta a la Tierra.
Es un plan alucinante, complicado y en el que podrían fallar cien cosas… pero así es la carrera espacial, una aventura de ingeniería que busca convertir lo imposible en algo simplemente difícil.

Infografía con la compleja misión SRM

Repasemos y analicemos detalladamente el plan teniendo en cuenta la infografía superior que resume los pasos de esta posible misión de ida y vuelta al planeta vecino:
1)      Lanzar un Rover gemelo del Curiosity encargado de recoger muestras y dejarlas, como miguitas de pan a lo largo de su trayecto por Marte, encapsuladas a la espera de que la siguiente fase venga a recogerlas.
2)      Enviar una sonda que se quedará en órbita y que será la encargada de traer las muestras de vuelta a la Tierra.
3)      Posiblemente en 2028 se lanzará la tercera sonda encargada de alcanzar la superficie de Marte para recoger las muestras dejadas por el Rover. Una vez recuperados los cilindros se enviarán a la sonda en órbita y comenzará el viaje de regreso a nuestro planeta.
Es un esfuerzo considerable en el que se irían más de dos décadas de trabajo y que, si hay suerte y sobre todo presupuesto disponible, podría conseguir que en 2033 tengamos un trozo de Marte en nuestras manos.
Referencias científicas y más información:
Daniel Marín: “Cómo planea la NASA traer muestras de Marte a la Tierra” Eureka, Naukas.
Allan H. Treim “Groundbreaking Sample Return from Mars: The Next Giant Leap in Understanding the Red Planet” NRC Planetary Science. Fuente: Bog Yahoo Noticias.

Deja un comentario
Anuncios
Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: